Un informe de la Diputación concluye que la incineradora “mejora” la calidad del aire

No se detectan variaciones en los niveles de metales, dioxinas ni furanos

16.09.2020 | 00:00
Vista de la incineradora de Zubieta desde Usurbil.

donostia – La calidad del aire en el entorno de la incineradora de Zubieta no se ha visto resentida desde que esta infraestructura comenzara a tratar los primeros residuos en otoño del pasado año. Así se desprende de un informe realizado por la ingeniería Envira y hecho público ayer por el departamento de Medio Ambiente, que concluye que los indicadores ambientales han "mejorado". Esta ingeniería ha analizado la calidad del aire en la zona de la planta contrastando con los valores registrados antes de la puesta en marcha de la instalación. Este análisis, que complementa el seguimiento epidemiológico que está llevando a cabo el instituto Biodonostia desde 2017, concluye que todos los resultados obtenidos están "dentro de los valores establecidos" en los decretos y directivas europeas.

Según explicó en un comunicado el departamento que dirige José Ignacio Asensio, las mediciones se han llevado a cabo entre octubre y abril en dos zonas del territorio: por un lado, el barrio de Zubieta de Donostia y las localidades de Lasarte-Oria y Usurbil, zonas expuestas a las emisiones de la planta; y por otra, en los municipios de Ordizia y Urretxu. Concretamente, se miden los resultados de PM 2,5 (partículas muy pequeñas en el aire que tiene un diámetro de 2,5 micrómetros o menos), metales dioxinas y furanos recogidos durante el primer semestre de funcionamiento de la planta y se comparan con los datos previos a su puesta en marcha (septiembre de 2017-septiembre de 2019).

En lo que respecta a los PM 2,5 y los metales, se concluye que los valores previos al funcionamiento de la incineradora eran mayores a los actuales. De hecho, las partículas PM 10 (moléculas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera, y cuyo diámetro aerodinámico es menor que 10) en Lasarte-Oria han descendido un 4% entre los dos periodos.

Únicamente en Usurbil hay variaciones en la correlación de distintos metales, pero al no ocurrir lo mismo en Lasarte-Oria (la otra zona expuesta), "no parece guardar relación con la actividad de la planta de valorización energética", dice la Diputación.

En lo referente a las dioxinas y furanos, los valores se sitúan entre los límites inferior y superior y "no se evidencian variaciones" si se comparan con los datos anteriores al funcionamiento de la planta a excepción también en este caso de Usurbil, donde se obtuvieron cifras "ligeramente superiores".

No obstante, el informe explica que si se toman en consideración las distintas directivas estatales y europeas, así como la Guía de calidad del Aire de la Organización Mundial de la Salud, los valores PM 2,5 son en todos los puntos "inferiores al valor límite establecido". Lo mismo ocurre con las dioxinas y los furanos y en cuanto a los metales, "durante el periodo de muestreo –octubre/abril– también son inferiores a los valores de referencia recogidos –septiembre 2017-septiembre 2019–".

Asimismo, y a modo de conclusión, se establece que en los cuatro puntos de muestreo "no ha habido un incremento de las concentraciones medias" de partículas PM 2,5, metales, dioxinas y furanos. "De hecho, se constata una mejora de los indicadores ambientales con una disminución de las concentraciones medias de partículas PM 2,5 y metales, lo que lleva a deducir que existe una cierta tendencia de mejora general de la calidad del aire en el periodo que abarca el conjunto de las dos campañas".

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio recordó que estos informes se llevan a cabo para "garantizar el cumplimiento de los criterios de salud pública y asegurar que el funcionamiento de la infraestructura no tiene una incidencia significativa en los niveles de contaminación de la zona". "Hemos establecido las herramientas de control más avanzadas para garantizar el cumplimiento de los requisitos europeos y la aplicación de los criterios más exigentes de la sostenibilidad y salud pública", sentenció.

Se detectan algunas variaciones en Usurbil, aunque el informe no las vincula con la puesta en marcha de la planta de Zubieta

Todas las mediciones son inferiores a los límites establecidos por las directivas estatales, europeas y de la OMS