Gipuzkoa registra 649 casos en tres semanas, desde el brote de Ordizia

El territorio sortea un mes convulso: los positivos han crecido un 28% en 21 días, frente a un 10% en Euskadi y un 4% en Araba

26.07.2020 | 23:24
La calle 31 de agosto, en Donostia, este pasado fin de semana.

donostia – Ordizia marcó un antes y un después en la pandemia de COVID-19 en Gipuzkoa, el territorio menos afectado de Euskadi por el maldito coronavirus. Lo era entonces y aún hoy lo es, pese a que las últimas tres semanas han sido para olvidar, convulsas, de sobresalto en sobresalto, y con varias jornadas consecutivas siendo el territorio vasco con más positivos diarios. Estos días, en los que precisamente la localidad goierritarra debía estar celebrando sus fiestas, el brote que marcó el cambio de tendencia es ya historia y el territorio ha sorteado con bastante éxito los otros rebrotes destapados también en Orio, Tolosa, Getaria, Zarautz y el último en Eibar, algunos de los cuales han protagonizado imágenes inéditas, con llamamientos a la población a realizarse pruebas masivas.

Las cifras siguen siendo inquietantes, a razón de 40 contagios diarios durante la última semana solo en Gipuzkoa, y han forzado al Gobierno Vasco a implementar medidas restrictivas que quiere ahondar esta semana en lo concerniente al ocio nocturno; pero el territorio ha dejado de ser el centro de atención y el foco se está girando de nuevo a Bizkaia, donde ayer se registró, por sexto día consecutivo, el mayor número de contagios en la CAV.

Un 64% de los 166 positivos (uno de fuera de la CAV) destapados en las últimas 24 horas (las del sábado) en todo Euskadi correspondían a Bizkaia: 107 casos un un solo día, 55 de ellos en la capital vizcaina, Bilbao, y la gran mayoría, asociados, de nuevo, al ocio nocturno.

Pero también, y ojo, se ha detectado un número importante de personas contagiadas que tienen segunda residencia en zonas costeras. A las puertas de agosto. Otro aviso a navegantes. Araba, donde empezó todo para nosotros, en marzo, con el fatídico foco de Txagorritxu, es hoy el territorio más limpio de Euskadi. Por el momento. Las cartas van cambiando cada día.

El 18 de este mes, justo diez días después de que se terminasen las pruebas de la Selectividad, Gipuzkoa registraba 93 casos positivos por COVID-19 en un solo día y saltaban todas las alarmas. Un día después, se cerraban cinco bares en cuatro localidades diferentes: Ordizia, Zumaia, Tolosa y Soraluze. Llevábamos solo dos días con la mascarilla obligatoria y Gipuzkoa seguía acaparando el foco mediático, repitiendo un día tras otro el dudoso honor de ser el territorio vasco con más positivos diarios.

Desde que se dio a conocer el brote de Ordizia, hace ahora tres semanas, Gipuzkoa ha registrado 649 nuevos casos, con un crecimiento porcentual tremendo. El aumento de casos ha sido del 27,8% en solo 21 días, frente a una media del 10,2% en Euskadi. En Bizkaia, el alza ha sido del 9,8% (785 casos más), pese al aumento de casos de la última semana, y en Araba, del 4,1% (138 más).

Tras dos semanas muy convulsas y focos en Ordizia, Tolosa, Getaria, Zarautz y finalmente en Eibar, este último en estudio y el resto controlados, Gipuzkoa ha vuelto a su posición relativa dentro del territorio, aunque el número de contagios diarios sigue siendo relevante. Son 31 positivos diarios de media en las últimas tres semanas en Gipuzkoa; 46 ayer.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco insistió nuevamente ayer en "extremar las medidas de protección individual, tales como el uso de la mascarilla y el lavado de manos". Y recordó, además, que la población "debe evitar situaciones de riesgo de transmisión, tales como reuniones, celebraciones, agrupaciones de personas, y en general, cualquier situación en la que no sea posible mantener la distancia de seguridad de al menos 1,5 metros".

Bizkaia registró el 64% de los casos de Euskadi ayer, 107; la mayoría, asociados al ocio nocturno, y también gente con segunda vivienda en la costa

Gipuzkoa registra una media de casi 31 contagios diarios desde que se inició el brote de Ordizia; las cifras aún inquietan: ayer fueron 46