El positivo de una empleada fuerza el cierre de un bar en la Parte Vieja

El resto de la plantilla fue sometida ayer a las correspondientes PCR para descartar un nuevo foco, que requiere al menos de tres casos

25.07.2020 | 23:28

donostia – Un reconocido bar de la Parte Vieja donostiarra, Casa Alcalde, se vio forzado a cerrar sus puertas el viernes por la tarde de forma preventiva, después de que se confirmase la PCR con resultado positivo de una de las trabajadoras de cocina de este establecimiento.

Agentes de la Guardia Municipal procedieron al precintado del local el viernes hacia las 19.00 horas, después de que el establecimiento pusiese en conocimiento de las autoridades el caso y se confirmase el resultado positivo.

Según ha podido saber este periódico, ayer se procedió a realizar las prueba PCR pertinentes al resto de trabajadores del establecimiento y se trabajó en la definición de los considerados contactos estrechos de la persona infectada. El local permaneció cerrado durante toda la jornada de ayer a la espera de los acontecimientos.

De momento, con un único caso, y a la espera de que se conozcan las pruebas del resto de empleados, la incertidumbre era evidente ayer en el colectivo hostelero de la zona, puesto que se trata de un local muy frecuentado de la Parte Vieja.

Si el resto de empleados arroja un resultado negativo, el local podrá solicitar la vuelta a la actividad en cuanto cumpla una serie de requisitos. Entre ellos, certificar la desinfección del local por parte de una empresa especializada y funcionar con personal que no esté entre los contactos estrechos de la trabajadora afectada, que tendrán que estar al menos diez días en cuarentena. Por contra, si son más de dos los infectados, se consideraría el bar como foco de un brote y las medidas serían más severas.

Este caso supone un nuevo sobresalto para la hostelería, después de los casos acumulados a lo largo del territorio. Son contados en Donostia, donde hace un mes, sin embargo, el Ayuntamiento suspendió la actividad de un restaurante kebab del barrio de Egia, donde finalmente se registraron tres positivos entre su plantilla.