Blanca Basañez
Alumna con mejor nota de Gipuzkoa en selectividad

Blanca Basañez: "Las preguntas no eran más fáciles, pero tener varias opciones para contestar ha influido"

La zarauztarra, con un 9,8 en selectividad, duda entre Matemáticas y Biomedicina

17.07.2020 | 01:19
Blanca Basañez: "Las preguntas no eran más fáciles, pero tener varias opciones para contestar ha influido"

Puede chocar, pero Blanca Basañez no sabe a día de hoy para qué carrera va a servir su 9'8 en la prueba de selectividad: "Estoy dudando entre dos, Matemáticas y Biomedicina. Ya voy tarde y me tengo que decidir lo antes posible".

Esta joven zarauztarra todavía menor de edad –cumple 18 años en noviembre–, salió, al igual que sus compañeras, con buenas sensaciones de los exámenes, pero no tan grandes como para estar a dos décimas del 10.

"Se ha notado que ha sido un año extraño. Las preguntas no eran más fáciles, pero el tener varias opciones para contestar ha influido en que las notas hayan sido tan buenas", explica esta ya exestudiante del instituto Oteitza, que apunta que gran parte de su clase "también ha sacado unas notas muy altas".

A esta flexibilidad, Basañez suma también los exámenes globales que realiza cada curso su colegio como motivo de su buena nota. "Un mes antes de la selectividad, tenemos los controles de todo el curso que nos han ayudado a llegar más preparados. Lo teníamos reciente", explica.

Pero si algo ha ayudado a disparar su nota ha sido su pasión por las matemáticas, los números y "la ciencia en general", que influenciada por la forma de explicar de alguno de sus profesores, ha compensado con otras asignaturas como castellano y literatura que no le interesan tanto.

Sin la carrera clara Las cifras van a acompañarla en sus próximos cuatro años, de eso no tiene duda. Lo que no sabe es si será en el grado de Matemáticas o en el de Biomedicina. "Ya voy tarde para elegir, me tengo que decantar rápido", apunta la zarauztarra.

"No iba con ningún objetivo porque no sabía qué iba a estudiar", explica, al tiempo que señala que sí o sí se marchará a Madrid: "Eso lo tengo claro. Tengo ganas de cambiar de lugar y ver cómo es la universidad".

Antes, le quedará aprovechar todo lo que pueda el verano y disfrutar de las últimas semanas con sus compañeras de clase, ya que, a partir de septiembre, cada una estudiará en un sitio diferente y no podrán verse como antes.

Un disfrute que será mayor al saber que tiene los deberes hechos y que la elección universitaria queda únicamente en sus manos.

noticias de noticiasdegipuzkoa