La Diputación blinda en Goierri las residencias y los centros de día

Intensifica las medidas de seguridad para garantizar la salud de usuarios y trabajadoras

07.07.2020 | 01:07
Entrada de la residencia de Lazkao. Foto: Javi Colmenero

donostia – Sin apenas darse un respiro después de haber liberado de COVID-19 la red foral de residencias, la Diputación adoptó ayer con carácter de urgencia medidas de prevención para evitar que el brote detectado en Ordizia no se cuele en los recursos residenciales y de día de la comarca de Goierri. El esfuerzo realizado durante los últimos tres meses ha sido enorme, con un desgaste tremendo tanto para las familias como para las trabajadoras. A la Diputación no le va a temblar el pulso a la hora de adoptar las medidas que sean necesarias para evitar un escenario similar y, de hecho, ha decidido suspender de manera temporal las salidas de las personas usuarias de los centros de Arangoiti (Beasain), Txindoki (Lazkao), San Juan (Segura), Argixao (Zumarraga) y Santikutz, en Legazpi.

Los brotes han sido una constante desde que finalizó el estado de alarma y la población va recuperando plena libertad de movimientos, desde hace dos semanas.

El problema se torna serio cuando se produce una transmisión comunitaria del virus, algo que se trata de evitar tras la confirmación de siete positivos en la localidad del Goierri.

Ante ese preocupante escenario, el Ejecutivo ha optado por curarse en salud clausurando también los centros de día de Ordizia, Beasain y Lazkao. En declaraciones a este periódico, la diputada de Políticas Sociales ya advirtió la semana pasada de que el departamento se está preparando para responder ante cualquier nuevo contagio, después de dar de alta a la última paciente, la única que permanecía con carga viral en toda la red residencial, que incluye 65 centros de personas mayores.

Peña se reunió ayer por la mañana con responsables de los centros residenciales y de día de la comarca de Goierri, con el fin de coordinar y comunicar las medidas a tomar. Así, las visitas se podrán seguir realizando siempre que se extremen todas las medidas de seguridad ya establecidas, salvo en los centros de Arangoiti y Txindoki, donde quedan suspendidas durante 7 días. Además, las personas que residen en Ordizia, Beasain y Lazkao no podrán realizar visitas a sus familiares en la totalidad de la red.

La residencia San José de Ordizia está cerrada porque se están acometiendo trabajos de remodelación. Las personas usuarias fueron trasladadas a otros centros del entorno. Las salidas también quedan suspendidas en ese centro. A su vez, se está realizando el seguimiento del personal trabajador residente.