La incineradora de Gipuzkoa obtiene la Autorización Ambiental Integrada

17.06.2020 | 12:56
Incineradora de Zubieta.

DONOSTIA. El centro de tratamiento de residuos de Gipuzkoa ha obtenido hoy la Autorización Ambiental Integrada (AAI), que certifica que sus cuatro infraestructuras, entre ellas la incineradora, cumplen la normativa y pueden empezar a operar al 100 %, lo que sucederá finales de agosto o principios de septiembre.

El denominado Complejo Medioambiental de Gipuzkoa (CMG), situado en los altos de Zubieta, en San Sebastián, supera así todos los requisitos ambientales y trámites administrativos necesarios para entrar en servicio, si bien algunas de sus plantas -la de tratamiento mecánico biológico (TMB) y la de biometanización de basura orgánica- ya lo prestan desde hace tiempo.

La planta de valorización energética o incineradora, cuya actividad va unida a la dedicada a aprovechar sus escorias, era la única que quedaba por superar la última certificación, aunque ya está quemando residuos en fase de pruebas a una capacidad del 80 %.

Según ha informado este miércoles el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) en un comunicado, el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco "ha acordado hacer efectiva" la declaración de impacto ambiental y la AAI concedida a esta entidad para desarrollar las infraestructuras del complejo de Zubieta.

La resolución acredita que las plantas "cumplen con todos los requisitos" fijados inicialmente por el ejecutivo autonómico, en consonancia con la normativa europea y estatal.

El diputado foral de Medio Ambiente y presidente de GHK, José Ignacio Asensio, ha destacado que la obtención de la AAI "culmina un proceso largo y complejo para superar un problema que llevaba más de 20 años enquistado" y "consolida" un sistema de gestión de residuos "moderno, eficaz y sostenible, en línea con los países más desarrollados de Europa".

El proceso para obtener la AAI empezó hace diez años cuando se presentó el proyecto con las condiciones y medidas que preveía desarrollar, y obtuvo la autorización en primera instancia, si bien en 2016 fue "modificada para adaptarla a las nuevas infraestructuras" diseñadas para el complejo, pues a la incineradora inicial se añadieron las otras tres plantas.

Una vez finalizada la construcción y, tras el correspondiente período de pruebas, precisa GHK en la nota, los servicios técnicos del Gobierno Vasco pasan a certificar el cumplimiento de los requisitos antes de conceder "la efectividad" para poder empezar a operar.

Este último paso estaba previsto para abril pasado, pero debido a al parón de actividad por el estado de alarma y la crisis sanitaria, no ha sido posible hasta el 1 de junio, cuando se reanudó el cómputo de los plazos administrativos.

El consorcio remitió el día 3 al órgano ambiental la totalidad de la documentación técnica y solicitó la efectividad de la AAI, tras lo cual técnicos de la viceconsejería de Medio Ambiente realizaron el 9 y 11 de junio visitas de inspección al complejo de Zubieta, antes de levantar acta y emitir los informes pertinentes.

La resolución, firmada hoy, supone "la entrada en vigor de la AAI" con su "efectividad" para la puesta en servicio, afirma GHK.

A partir de ahora, sólo queda que el consorcio compruebe el cumplimento de "las garantías contractuales" para que el arranque de la operatividad se produzca según lo pactado con el concesionario, la sociedad Ekondakin,

Este proceso se desarrollará a lo largo del verano y "culminará en diez o doce semanas", cuando las instalaciones de Zubieta comenzarán a funcionar a plena capacidad, "pasando del 80 % actual al 100%".

"Gipuzkoa se merece un sistema a la altura de su compromiso con el reciclaje y hoy ese sistema ha recibido su confirmación definitiva", ha subrayado Asensio, quien ha recalcado la importancia del CMG para que el territorio se "posicione en la economía y la creación de empleo verde" con "las infraestructuras necesarias para aprovechar los recursos presentes en los residuos.

"Se acaba la era de los vertederos y Gipuzkoa abre la puerta a la economía circular, la transición energética y la lucha contra el cambio climático", ha concluido.