Cinco zonas de salud de Gipuzkoa concentran casi la mitad de las muertes con coronavirus

Altza-Roteta, Arrasate, Ordizia, Tolosa y Zarautz-Orio-Aia suman el mayor número de casos, según los datos de Osakidetza

29.05.2020 | 00:13
Una mujer pasea por Arrasate, durante el estado de alarma.

donostia – Pese a que la pandemia del COVID-19 ha tenido una incidencia notablemente menor en Gipuzkoa que en el resto de territorios de la CAV, registrándose 206 muertos del conjunto de 1.475 decesos que se han producido en Euskadi (13,97% de los fallecimientos), el virus se ha cebado con cinco áreas sanitarias de este territorio. Se trata de Altza-Roteta, Arrasate, Ordizia, Tolosa y Zarautz-Orio-Aia, que acumulan 102 de los 205 fallecidos, o lo que es lo mismo, el 49,75% de las defunciones de Gipuzkoa.

Así se desgrana en el último informe sobre la evolución de la pandemia que ofreció ayer el Departamento vasco de Salud, y que recoge las cifras registradas hasta el pasado martes, día 26.

Según este informe, de las 42 zonas sanitarias en las que se distribuye el territorio, cinco son las más afectadas por la pandemia, con más de un centenar de decesos. La que acumula más muertes es Arrasate, que a fecha del martes contabilizada 30 fallecimientos, seguida de Ordizia (21), Altza-Roteta (20), Tolosa (16) y Zarautz-Orio-Aia, con 15. En el otro lado de la balanza, siete áreas no cuentan con fallecidos entre sus habitantes: Azkoitia, Beraun-Errenteria, Dunboa, Lazkao, Loiola, Oiartzun y Pasai Antxo.

Estas cifras están directamente ligadas a la incidencia que la pandemia ha tenido en las residencias de ancianos, y es que en las áreas sanitarias con mayor índice de mortalidad se ubican las residencias de ancianos que más muertos han registrado: Iturbide, en Arrasate; San José, en Ordizia; Berra, en Donostia; Santa Ana, en Zarautz; y Iurreamendi, en Tolosa.

En el conjunto de Euskadi, hasta el pasado martes se habían contabilizado un total de 18.765 positivos, de los cuales 15.669 se han producido entre la población general y 3.096 entre residentes de centros de mayores.

más del 90%, curados En lo que respecta a la evolución de la enfermedad, más de nueve de cada diez personas que se han infectado la han superado (92,12%). En lo que respecta a la población general, 14.503 personas (92,5%) han sobrevivido, mientras que 1.164 han fallecido. Por su parte, en el ámbito de las residencias, la tasa de superviviencia es del 89,5% (2.785 supervivientes frente a 311 fallecidos).

Por edades, la franja de edad con mayor mortalidad por COVID-19 es la que va entre los 80 y 89 años (610 fallecidos), mientras que han fallecido 16 menores de 50 años.

Alegia1

Altza-Roteta20

Amara Berri2

Amara Centro3

Andoain1

Arrasate30

Azkoitia0

Azpeitia2

Beasain6

Beraun-Errenteria0

Bergara1

Bidebieta1

Deba1

Dunboa0

Egia5

Eibar11

Elgoibar2

Gros9

Hernani-Urnieta-Astigarraga1

Hondarribia1

Ibarra1

Intxaurrondo2

Irun-Centro5

Iztieta-Errenteria6

Lasarte-Usurbil3

Lazkao0

Legazpi2

Lezo-San Juan4

Loiola0

Oiartzun0

Ondarreta12

Oñati3

Ordizia21

Parte Vieja2

Pasai Antxo0

Pasai San Pedro1

Tolosa16

Valle de Leniz5

Villabona3

Zarautz-Orio-Aia15

Zumaia-Zestoa-Getaria5

Zumarraga5

Fallecidos en las zonas sanitarias de gipuzkoa

Las áreas más afectadas son aquellas en las que se ubican las residencias de ancianos que mayor número de muertes han registrado