La Mesa Territorial de Playas de Gipuzkoa se reunirá el lunes para establecer las condiciones de apertura de la temporada

Zarautz dividirá su playa en siete zonas de acceso y controlará los aforos con personal contratado para esa tarea

22.05.2020 | 19:34

DONOSTIA - La Dirección de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha convocado para el próximo lunes la Mesa Territorial de Playas, con el fin de analizar la aplicación concreta de la Orden del Ministerio de Sanidad del Gobierno central y las medidas preventivas para la apertura y uso de las playas requeridas por el Gobierno Vasco. Algunos municipios, como Zarautz, plantean que la temporada pueda iniciarse el 15 de junio.

Durante la sesión de trabajo, que tendrá lugar por vía telemática, se establecerán las condiciones de apertura de la temporada de playas, se estudiará un decálogo de recomendaciones y se analizarán los servicios que se van a prestar, así como otras consideraciones.
A esta reunión de la Mesa de Playas están convocados los alcaldes de las localidades costeras de Hondarribia, Orio, Zarautz, Getaria, Zumaia, Deba y Mutriku, y también el Ayuntamiento de San Sebastián, en calidad de invitado.

ZARAUTZ


Por otro lado, el alcalde de Zarautz, Xabier Txurruka, ha ofrecido este viernes una rueda de prensa para dar cuenta de las medidas en las que está trabajando el Ayuntamiento costero de cara a este verano.

En esa comparecencia ha explicado que, con la entrada a partir del lunes en la fase 2 de la desescalada, las playas se abrirán para poder tomar el sol y bañarse, aunque ha recordado que no habrá aún servicio de socorrismo, por lo que ha apelado a la "responsabilidad" de cada uno.

Txurruka ha detallado, además, que el próximo lunes también se abrirá para el uso de la ciudadanía el paseo que une Zarautz con Getaria, pero ha advertido de que será obligatorio el uso de mascarilla para transitar por el mismo.

El alcalde ha explicado que el Ayuntamiento está trabajando para reforzar las medidas de seguridad e higiene en las playas de cara a este verano y ha recordado que cada arenal "tiene sus características" y que "no tienen nada que ver las playas de San Sebastián con la de Zarautz o la de Hondarribia".

En esa línea, ha precisado que el Consistorio plantea "aforos dinámicos" en el arenal zarauztarra, dependiendo de la bajamar o la pleamar. Según ha señalado, los 2,5 kilómetros de playa se dividirán en siete zonas con entradas y salidas en las que "se controlará el aforo manualmente", para lo que se va a contratar a un servicio que realice esa tarea.

Además, la zona de Munoa, la más cercana a la parte vieja de la localidad guipuzcoana, se cerrará con la pleamar, ya que "las olas llegan al Malecón" y no podrían respetarse las distancias de seguridad.

El Consistorio de Zarautz también plantea, propuesta que llevará este próximo lunes a la Mesa Territorial de Playas de Gipuzkoa, que la temporada comience a mediados de junio y se prolongue hasta mediados de septiembre.

En cuanto a las fiestas del municipio, el alcalde ha destacado que son conscientes de que va a ser un "verano excepcional, con una situación excepcional que nos va a llevar a organizar eventos excepcionales". Txurruka ha avanzado que no habrá fuegos artificiales y tampoco podrá haber conciertos que "atraigan a miles de personas". En el caso de los San Pelayos, fiestas que tienen lugar el 26 de junio, "se organizará algo simbólico y queremos que sea especial".

CRITERIOS SANITARIOS


La Dirección de Salud Pública y Adicciones del Gobierno Vasco ha elaborado una guía con los criterios sanitarios para la apertura de playas y zonas de baño de la próxima temporada, que hizo pública el pasado miércoles, en la que, entre otras cuestiones, recoge la necesidad de trasladar a la ciudadanía mensajes sobre medidas preventivas y uso de la playa.

Entre ellas están no acudir a las playas si tiene síntomas compatibles con el covid-19; acudir a una zona de baño próxima e informarse de las condiciones de uso, de acceso y aforos; y planificar estancias más cortas en la playa (máximo de 2-3 horas), como forma de "reducir aglomeraciones y de compartir".

Asimismo, se aconseja mantener al menos dos metros de distancia con las personas con las que no se conviva, tanto en el agua como fuera; lavarse y desinfectarse las manos frecuentemente; evitar tocarse ojos, nariz y boca sin haberse lavado antes las manos; y no compartir toallas y lavarlas, a igual que los trajes de baño, al llegar a casa.

Según la guía, es responsabilidad de los gestores implementar las medidas a su alcance para evitar aglomeraciones excesivas y facilitar el cumplimiento del distanciamiento social. De esta forma, en cada playa deberá valorarse qué medidas preventivas y nuevas normas de uso pueden implantarse y son más convenientes.

Se deberán ordenar accesos, sentidos de entrada y salida, y, en aquellas zonas de baño que sea posible, implementar un sistema de medida y control de aforos, y darlo a conocer. Además, cuando sea posible, en las playas de mayor uso, se informará periódicamente a lo largo del día del nivel de ocupación de la playa, y se dará prioridad a determinados grupos de edad a ciertas horas.