El problema que se plantea para las personas 'sin techo'

Gipuzkoa habilita nuevas plazas pero la Red Ciudadana censura falta de alojamientos

17.03.2020 | 02:02
Una patrulla de la Ertzaintza en el Paseo de la Concha.

donostia – Hay personas que, simplemente, no tienen dónde ir. Una de las imágenes más repetidas en las calles del territorio fue de la personas sin hogar que, a pesar de los requerimientos de la policía, deambulaban sin saber muy bien hacia dónde dirigir sus pasos. La Red Ciudadana de Acogida de Donostia denunció ayer que las medidas adoptadas por la situación de alarma "golpean una vez más a los sectores más vulnerables de la sociedad", en concreto, en torno a un centenar de personas en situación de calle. La plataforma censura que "no se han arbitrado medidas para abordar su situación, e incluso se han reducido los recursos existentes". La Diputación emitió un comunicado anunciando que pone a disposición más de 400 plazas para la reubicación de personas mayores, sintecho y menores.

Lo cierto es que en el centro de Donostia se veía a mediodía jóvenes, en su mayoría de procedencia extranjera, que caminaban más bien sin saber hacia dónde, una vez decretadas las medidas que clausuran tantos recursos de los que suelen hacer uso para pasar el día.

El equipo dinamizador de la Red Ciudadana de Acogida de Donostia ha detectado "falta de alojamientos donde poder dormir, falta de lugares donde permanecer durante el día, cargar los móviles, y mantener una higiene mínima". La plataforma entiende que este hecho supone una "flagrante contradicción" con respecto a lo que las instituciones están pidiendo a la ciudadanía.

En este contexto, la Diputación anunció ayer que ha habilitado más de 400 plazas. En una nota, el diputado de Cultura y Juventud, Harkaitz Millán, subrayó que "dada la situación de excepcionalidad y confinamiento", el departamento pone a disposición de Políticas Sociales y autoridades sanitarias los cuatro albergues de que dispone.

En concreto, las plazas de Zarautz (136), Orio (112), Hondarribia (152) y Segura (64). Debido a la situación de urgencia, la dirección de Juventud había decidido cerrar los cuatro albergues, tras la decisión del Consejo de Gobierno Foral de adoptar medidas extraordinarias por la evolución del coronavirus COVID-19.

Por su parte, la Red Ciudadana de Acogida está recibiendo ayuda que, en función de las necesidades y limitaciones que impone el estado de alarma, valorará estos días. En concreto, la respuesta solidaria les ha permitido recabar 1.035 euros en 56 aportaciones y el ofrecimiento de establecimientos hosteleros de la Parte Vieja.