Seguir con la búsqueda de los operarios requerirá antes estabilizar la ladera

Gobierno Vasco, Diputación de Bizkaia, Zaldibar, Ermua y Eibar crearán un fondo interinstitucional para emergencias

11.02.2020 | 06:20
El fuego se volvió a reavivar ayer en el vertedero de Zaldibar

Zaldibar - "Será un trabajo para largo", reconoció ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, momentos antes de presidir la reunión de coordinación interinstitucional para el seguimiento de las actuaciones en Zaldibar, celebrada en Lehendakaritza.

Un encuentro al más alto nivel en la que participaron los consejeros de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia; Medio Ambiente, Iñaki Arriola; Salud, Nekane Murga; el viceconsejero de Trabajo, Jon Azkue; el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; el diputado vizcaino de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, así como los alcaldes de Zaldibar, José Luis Maiztegi; Ermua, Juan Carlos Abascal, y Eibar, Miguel de los Toyos.

Tras la misma, Lehendakaritza comunicó que creará "un fondo interinstitucional para emergencias", opción que "se planteará en el próximo Consejo Vasco de Finanzas Públicas, que se reunirá el jueves". Además, reforzará "la Mesa de Crisis y los dispositivos de búsqueda, alerta temprana y emergencia proporcionados y adecuados a cada novedad que se produzca en Zaldibar, dada la complejidad y lo cambiante de la situación".

Además, mantendrá "abierta la línea de comunicación para ofrecer toda la información referida a la salud pública", con el objetivo de dar "información de las mediciones de calidad de agua y aire de una manera transparente para evitar confusiones y alarmas. Las instituciones reforzarán "el equipo técnico de geología, topografía e ingeniería para analizar la situación sobre el terreno y decidir las actuaciones a acometer".

También coordinarán las acciones conjuntas "de servicios de emergencia y bomberos para controlar los incendios que se mantienen vivos... en una zona complicada", por lo que "no pueden utilizarse los medios habituales".

Por último, Gobierno Vasco, Diputación y ayuntamientos afectados "quieren dejar claro que la responsabilidad corresponde a la empresa propietaria del vertedero, a la que se le está exigiendo todas las explicaciones, documentación y medidas para reparar el daño causado".

En la rueda de prensa donde anunció la convocatoria electoral, el máximo responsable de Lakua concretó que desde que se conoció el suceso ha estado permanentemente informado y "en comunicación" con sus consejeros y con el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria.

A los temas tratados en la reunión también se refirieron por la mañana la titular de Seguridad y el de Medio Ambiente, tras un encuentro más específico que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Zaldibar. En una comparecencia posterior, Beltrán de Heredia detalló que tras una primera fase de los trabajos de búsqueda de los desaparecidos por medios manuales, el domingo se abordó una segunda fase con excavadoras.

Tras visitar la zona, la consejera señaló que los geólogos aconsejaron no continuar ayer con los trabajos ante el riesgo para los operarios que participan en las tareas de búsqueda con la ayuda de medios mecánicos. "La inestabilidad del terreno y el riesgo de nuevos corrimientos no ayudan a que se siga buscando", subrayó Beltrán de Heredia.

Los geólogos deben analizar si es posible continuar el operativo en algún otro punto del desprendimiento que el pasado jueves arrastró más de medio millón de metros cúbicos de residuos industriales. Si no es posible, será necesario proceder a la estabilización de los terrenos. "Hay que valorar si es factible buscar en zonas con menos riesgo, pero si no fuera así habría que pasar a una tercera fase de estabilización de los terrenos y actuaciones vigiladas hasta que se puedan localizar los cuerpos de estas personas", añadió la consejera de Seguridad. "Estamos trabajando en puntos donde creemos que podrían encontrarse, pero resulta difícil localizarles. Seguimos los indicios de los testimonios de algunos testigos, siempre con la seguridad de las personas que se encuentran trabajando en el lugar", puntualizó. La consejera expresó su solidaridad con la situación "de angustia" que sufren las familias de los desaparecidos.

Por su parte, el titular de Medio Ambiente especificó que el vertedero, "es un negocio de una empresa privada. Nosotros, como Administración, tenemos que exigir y requerir a la empresa que presente las medidas necesarias para corregir el problema generado". Arriola indicó que "buscamos la remediación del problema y si la empresa no responde con la celeridad debida, el Gobierno Vasco actuaría vía ejecución subsidiaria para sacar adelante los estudios y proyecto, pero la responsabilidad es de la empresa privada. Son ellos a quienes les exigimos soluciones". Arriola también adelantó que el expediente está en proceso de redacción, "ya que estamos hablando de una ladera inestable y también estamos estudiando a dónde podemos llevar los materiales de esa escombrera".

Sin lindane En cuanto a los materiales de la escombrera, el consejero socialista añadió que se detectaron unos residuos no autorizados en 2019 correspondientes a plásticos y "se les abrió un expediente".

Arriola aseguró también que las mediciones del aire que se efectúan en la zona reflejan unos "niveles normales", y que no existe riesgo alguno para el abastecimiento de agua en las localidades del entorno, por lo que "no hay que generar alarma".

Al mismo tiempo, Elena Moreno, viceconsejera de Medio Ambiente, desmintió que haya lindane en el vertedero, como se aseguró hace unos días. En cuanto al incendio generado este fin de semana, los responsables adelantaron que "es difícil" sofocar por la emisión de gases existentes y por el difícil acceso al terreno.

Por su parte, el alcalde de Zaldibar, José Luis Maiztegi, exigió garantizar la seguridad de los vecinos de Eizaga. Tras reunirse ayer con sus homólogos de Eibar y Ermua en Lehendakaritza, los tres mantuvieron contactos con sus vecinos para trasladarles que se instalará un medidor móvil con el objetivo de conocer la calidad del aire en la zona. "Necesitamos tener datos de primera mano para informar a los vecinos", apuntó Maiztegi. Además, el Ayuntamiento de Zaldibar solicitó una "mayor y mejor coordinación" con los municipios afectados, como Ermua o Eibar, por lo que los tres mandatarios mantendrán encuentros para tratar las últimas novedades y desarrollar una labor conjunta.

Al detalle

Traslado de amianto. El departamento de Medio Ambiente trabaja en la búsqueda del lugar adecuado al que trasladar los materiales industriales con presencia de amianto contenidos en el vertedero derrumbado con las medidas de seguridad adecuadas.

Actuación del Gobierno vasco. Iñaki Arriola aseguró que exigirán a la firma soluciones para "garantizar la seguridad" y que se haga "en el plazo más breve", ya que, si no hay una "respuesta rápida", el Gobierno actuará "vía ejecución subsidiaria en la ejecución de los trabajos".

En Zaldibar. El Ayuntamiento de Zaldibar exige a Medio Ambiente la instalación de un medidor móvil en Eizaga para conocer la calidad del aire tras el derrumbamiento. Su objetivo "fundamental", es "seguir trabajando para garantizar la seguridad de los vecinos".

Capacidad. La escombrera de Verter Recycling fue excavada para recibir 2,4 millones de metros cúbicos de materiales inertes no peligrosos, de los que quedaban 600.000 metros cúbicos para completar.