Aragončs acudirá a la mesa de diálogo y ERC pide a Sánchez que haga lo propio

El president confirma que encabezará la delegación catalana en la cumbre prevista para septiembre

28.08.2021 | 00:26
Aragončs y Rovira, en un encuentro en Ginebra el pasado julio. Foto: E.P.

donostia – El president de la Generalitat, Pere Aragonès, confirmó ayer que será él quien encabece la delegación de la Generalitat en la reunión de la mesa de diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez, prevista para la semana del 13 de septiembre, y que supone la reanudación de las conversaciones entre ambas partes tras un parón de año y medio. En esa línea, desde ERC instan a Sánchez a que haga lo propio y presida la representación de su Ejecutivo en la cumbre.

Sobre las posibilidades de éxito del diálogo entre Catalunya y el Estado, Aragonès admite que serán unas negociaciones "complejas" pero ha querido dejar claro que irán "con la máxima ambición" y con la voluntad de acordar. "Es necesario encontrar una salida democrática, una solución política a un conflicto político. La solución no puede ser la represión ni negar los derechos democráticos al pueblo de Catalunya", subrayó.

Respecto al contenido que el Govern pondrá sobre la mesa en la futura cumbre, el president ha reiterado a lo largo de esta semana que Catalunya llevará a las negociaciones, entre otras cuestiones, dos propuestas claves: el referéndum de independencia y la amnistía de todos los encausados por el procés. "Somos conscientes de que serán unas negociaciones complejas, que necesitan su tiempo, pero reflejarán lo que es una amplia voluntad de la sociedad catalana al respecto", insiste Aragonès.

Una vez confirmada la asistencia del president de la Generalitat, la principal incógnita sobre la mesa del próximo mes es sí estará presente en ella Pedro Sánchez. En las filas republicanas entienden que el jefe del Ejecutivo español debe imitar a Aragonès y encabezar la delegación del Estado.

Así lo expresó ayer la secretaria general de ERC, Marta Rovira, que considera imprescindible que Sánchez participe en la mesa de diálogo para "ratificar" su voluntad de negociar con el Govern una solución del conflicto catalán. En una entrevista en Catalunya Ràdio, la dirigente republicana –residente en Suiza desde los sucesos de otoño de 2017– advirtió de que, si Moncloa no ratifica esta "voluntad de negociar", se entraría en una "situación clarísima de crisis" del diálogo entre ambos gobiernos.

"Es necesario que el Gobierno español en pleno, con el presidente Sánchez al frente, se siente en la mesa de negociación y ratifique la voluntad política de iniciar un proceso de negociación del conflicto político. Para mí es imprescindible. Si no, estaríamos en una situación de crisis en el proceso de diálogo", insistió la dirigente de Esquerra.

Por otra parte, Marta Rovira defendió que cuando se habla de mesa de diálogo se "rebaja" la posición de la Generalitat frente al Gobierno de Pedro Sánchez, por lo que reivindicó referirse a ella como "mesa de negociación de un conflicto" político. "Cada vez que usamos esta terminología creo que rebajamos y abaratamos la posición del Govern. No queremos que el Govern vaya a esta mesa de negociación solo a hablar, a dialogar y a pasar el tiempo. Lo que defendemos es que el Govern presente el conflicto político", argumentó.

La dirigente republicana cree que el Gobierno quiere "escaparse" de la negociación del "conflicto político" y, en su lugar, centrar el debate en la "gestión ordinaria" del autogobierno; por ejemplo, con inversiones en infraestructuras.

Así las cosas, según Rovira la negociación tiene dos posibles salidas. Una, "la más lógica", es que los dos ejecutivos pacten la celebración de un referéndum de autodeterminación y una amnistía para todos los "represaliados". La otra, si no se llega a un acuerdo, es que el independentismo gane "legitimidad" internacional para abrir una nueva etapa, lo que en el pacto de investidura entre ERC y la CUP se define como "embate democrático", que la secretaria general de los republicanos no explicó en qué consistiría.

En cualquier caso, y pase lo que pase en el transcurso de la mesa de negociación, la secretaria general de ERC subrayó la importancia que tiene evitar que el Gobierno de Pedro Sánchez "imponga su terminología y su agenda", pues esto podría suponer sucumbir en el "neoautonomismo".

noticias de noticiasdegipuzkoa