El beato que entronca con Iñaki Urdangarin

El marido de Cristina de Borbón es familiar en la distancia del religioso asesinado hace 170 años

04.07.2021 | 00:53
Iñaki Urdangarin, cuando se le concedió el tercer grado. Foto: Efe

donostia – El 4 de julio se celebra la festividad de Berriochoa, segundo patrón de Bizkaia y de la Diócesis de Bilbao. Como curiosidad política, el obispo mártir canonizado en 1988 entronca con la familia de Iñaki Urdangarin, exjugador de balonmano y marido de Cristina de Borbón. De hecho, el padre del encarcelado por la Justicia solía ser uno de los habituales presentes en la misa que se celebra en recuerdo del religioso cada verano.

Valentín Faustino de Berriochoa y Aristi nació en Elorrio el 14 de febrero de 1827 y murió en Vietnam en 1861. Era dominico. Hijo de Juan Isidro de Berriochoa y de María Mónica Aristi, se le bautizó con el nombre de Valentín Faustino en la iglesia parroquial.

A los dieciocho años ingresó en el seminario de Logroño. En 1848 tuvo que suspender sus estudios y regresar a Elorrio para atender las necesidades económicas de su familia. Pudo regresar al seminario y fue ordenado sacerdote en 1851.

En 1854 profesó en la orden de los dominicos en Ocaña, Toledo. Dos años después fue destinado a las misiones en Asia. Viajó a Manila, Filipinas, que entonces pertenecían a la monarquía española, y de allí a las misiones de Tonquín, en el actual Vietnam. En ese momento el rey Tu Duc perseguía a los misioneros que vivían escondidos en cuevas y chozas por considerar que actuaban en connivencia con los gobiernos europeos para que estos ocuparan y colonizaran su reino. El vicario Sanjurjo y un sacerdote y un catequista indígenas habían sido decapitados, y se habían destruido y quemado las pobres iglesias y colegios levantados con grandes penalidades.

Trasladado a la capital provincial, Hai Duong, en el interrogatorio solamente se le preguntó a Berriochoa por su nombre (se le conocía por Vinh, El victorioso), cuánto tiempo llevaba en el país (cuatro años), dónde vivía (en Biu Chu), si había tenido relación con los revoltosos de 1858 (que no y que había aconsejado que nadie tomara las armas), y si conocía al obispo Lien (Jerónimo Hermosilla, que sí).

Dispuso el tribunal que fueran encerrados en pequeñas jaulas individuales donde solamente pudieran estar en cuclillas. La ejecución de Berriochoa se llevó a cabo por decapitación el 1 de noviembre de 1861. Sus restos mortales fueron trasladados a Elorrio, vía Manila, y reposan en la basílica de la Purísima Concepción. Berriochoa fue beatificado en 1906 y canonizado en 1988 junto con otros 116 mártires de Vietnam.

noticias de noticiasdegipuzkoa