A la Audiencia Nacional tras derribar en Pamplona una estatua del rey simulada

Citadas a declarar 12 personas por un posible delito contra la Corona por la 'perfomance'

24.12.2020 | 01:04

iruñea – La Audiencia Nacional ha llamado a declarar a 12 personas acusadas de un presunto delito contra la Corona por un acto realizado el pasado 12 de octubre en Iruñea, en el que se derribaron sendas estatuas simuladas de Colón y el rey Felipe VI

Los hechos sucedieron durante una convocatoria de Sortu, en colaboración con miembros de Mujeres del Maíz (comunidad nicaragüense), Africa United, Compartiendo Raíces (comunidad ecuatoriana) y Asociación Cultural Munata (comunidad boliviana), coincidiendo con la celebración de la Fiesta Nacional y que concluyó con la perfomance mencionada frente al Palacio de Navarra.

Los ahora citados a declarar ya tuvieron que dar testimonio en la Comisaría de la Policía Nacional de la calle Chinchilla en noviembre y el mes que viene lo tendrán que hacer de manera telemática desde el Palacio de Justicia de Navarra los días 12, 13 y 14 de enero. Para el día 12 han anunciado una concentración a las 10.00 horas frente a la Audiencia Provincial "en favor de las libertades fundamentales".

Detrás de una pancarta con el lema Ez gara isilduko (No nos callaremos), Unai Ekiza y Lur Albizu, junto a otros ocho de los jóvenes acusados, denunciaron en rueda de prensa que a través de esta acusación "quieren criminalizar la crítica política".

"Pretenden hacer al monarca español intocable, no solo en el ámbito judicial sino también en el político", añadieron, antes de considerar "extremadamente grave que quieran castigar la crítica a la figura del rey de España o la crítica a la historia colonial de España".

Los comparecientes responsabilizaron de este "ataque" a la Policía Nacional y la Guardia Civil, que "abrieron la investigación de manera conjunta, nos llamaron a declarar a comisaría y decidieron por su cuenta que esos actos eran penalmente punibles", si bien no hay petición de la Fiscalía contra ellos, al menos de momento. "Estamos ante un grave ataque a las libertades fundamentales" y a la libertad de expresión".