El acercamiento del PSOE a C’s abre una brecha en el Gobierno español

Unidas Podemos denuncia un “veto” de los naranjas y reclama al presidente Sánchez que regrese a la mayoría de la investidura

04.08.2020 | 00:57

donostia – Ayer se evidenció un nuevo bache entre los dos socios que componen el Gobierno de coalición en el Estado. En esta ocasión, el motivo de la discordia es el acercamiento del PSOE a Ciudadanos, en busca de un nuevo socio que sea más fiable que Esquerra y que permita aprobar las Cuentas de este año. La reunión de ayer de ministras socialistas con dirigentes de la formación naranja ha enfadado sobremanera a Unidas Podemos, que denuncia que ha sido excluida del encuentro y asegura que no se siente comprometida por los acuerdos que se alcancen con C's.

Fue la ministra de Igualdad Irene Montero la que el pasado domingo ya comenzó a hablar de "veto" a Podemos en la reunión entre socialistas y naranjas y, tras producirse el encuentro ayer por la mañana, el portavoz morado Pablo Echenique echó más leña al fuego al asegurar que no se sienten obligados a respetar los compromisos que se acuerden con los de Inés Arrimadas. "Ciudadanos tiene todo el derecho a reunirse con el PSOE y no con Podemos, pero los acuerdos que alcancen solo comprometen al PSOE", publicó Echenique en redes sociales, haciendo latente el malestar de su partido y desligándose de futuros pactos con la formación naranja.

Asimismo, el portavoz contradijo a la vicepresidenta Carmen Calvo –que aseguró que Podemos también estaba representado a pesar de que no hubiera ministros morados– y afirmó que en el encuentro "solo ha estado representado uno de los partidos del Gobierno de coalición". Por último, Pablo Echenique recordó a los socialistas que Ciudadanos gobierna en varios territorios con el PP gracias al apoyo de Vox. "Respetamos que el PSOE quiera cambiar de aliados, pero no parece sensato hacerlo", concluyó.

En la misma línea se pronunció en un tuit Irene Montero, que explicó que "no es creíble" que C's pueda apoyar las políticas progresistas del Ejecutivo español y añadió que "quien mira hacia la derecha no es el Gobierno, sino una parte de él". Asimismo, la ministra de Igualdad reclamó a Pedro Sánchez que vuelva a mirar a la mayoría de la investidura y busque el respaldo de los grupos soberanistas: "Cumplir el acuerdo de Gobierno implica cuidar la mayoría parlamentaria que lo hizo posible".

Carmen Calvo intentó previamente apagar fuegos entre el PSOE y Unidas Podemos y aseguró que todo el Ejecutivo español estuvo representado en el encuentro de ayer, en el que socialistas y naranjas estrecharon lazos y se emplazaron a seguir en contacto con la vista puesta en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Al término de la reunión con Ciudadanos –en la que estuvo también presente la ministra de Política Territorial, Carolina Darias; así como el portavoz naranja en el Congreso, Edmundo Bal–, la vicepresidenta primera calificó de "absolutamente necesaria" la conversación con C's, que "ha ayudado" al Ejecutivo español en votaciones como las de las prórrogas del estado de alarma. En cualquier caso, Calvo considera que Podemos también tuvo representación en el encuentro, ya que todos los ministros acuden en nombre de las dos formaciones que sostienen el Gobierno.

Por su parte, Ciudadanos se congratuló de que tanto Podemos como ERC o EH Bildu "se enfaden" cada vez que aparecen en el tablero político "con soluciones moderadas". Sin embargo, su portavoz Edmundo Bal negó que hayan puesto un veto a los de Pablo Iglesias: "Con la que está cayendo en España no vamos a pensar en sillas. No puede haber vetos de ningún partido si se trata de buscar soluciones".

Bal justificó la ausencia de Podemos en la reunión asegurando que los temas que se trataron con eran competencia de ninguno de los cinco ministros morados y que únicamente debían participar las personas que tienen "responsabilidad y competencias" en dichos asuntos, en especial la vicepresidenta Calvo. "Si te reúnes con la vicepresidenta, te reúnes con el Gobierno de España", añadió el portavoz de Ciudadanos en términos similares a los utilizados por la propia Carmen Calvo.