Los tres territorios de la CAV estaban “perfectamente habilitados” para la fase 1

Fernando Simón sale al paso de las críticas en el Estado y Tapia cree que se cumplían los parámetros con holgura

12.05.2020 | 00:36
Fernando Simón, director del Centro de Emergencias, en su comparecencia de ayer. Foto: Efe

donostia – El Ministerio de Sanidad aseguró ayer que los tres territorios vascos estaban "perfectamente habilitados" para pasar esta semana a la fase 1 del plan de desescalada, al igual que lo han hecho el resto de territorios de otras diez comunidades autónomas, además de las ciudades de Ceuta y Melilla. Fue el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien lo confirmó ayer en su comparecencia diaria, donde se refirió expresamente al caso de Euskadi y defendió que cumplía las condiciones para avanzar a la siguiente etapa. Además, dejó en manos del Gobierno Vasco "hacer algún recorte" en los movimientos permitidos, tal y como finalmente ha ocurrido en la CAV.

Sus palabras llegan en plena polémica con los territorios del PP, o incluso del PSOE, que se han quedado en la fase cero y que ven un trato de favor por los acuerdos con el PNV. También hay debate político en la comunidad autónoma, donde la oposición cree que las limitaciones que ha fijado Urkullu quieren decir que Euskadi no estaba tan preparada para pasar a la fase uno.

"Euskadi estaba perfectamente habilitada para pasar a la fase 1. Tiene unas capacidades muy potentes, unos sistemas de vigilancia de detección precoz que estaban ya implementados a muy alto nivel y tenía una situación epidemiológica favorecedora, con unos niveles de transmisión realmente muy bajos", explicó el doctor Simón en su intervención en La Moncloa.

Así, argumenta que aunque la CAV ha tenido más contagios que otras provincias que no han pasado de fase –tales como Málaga y Granada–, su capacidad sanitaria y su reducción en la transmisión de casos de COVID-19 le permiten avanzar en el desconfinamiento y sumarse a las regiones que desde ayer permiten una mayor actividad comercial y mayor libertad de movimientos.

Preguntado respecto al decreto final del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, que introduce algunas modificaciones y restricciones que no se dan en otros territorios del Estado, Fernando Simón dejó entrever que el Gobierno autonómico tiene la potestad de añadir a la fase 1 algunos cambios que considere necesarios en este momento. "Nosotros entendemos que todo Euskadi estaba en situación de poder pasar de fase y así es como se informó. Si a nivel autonómico han decidido hacer algún recorte para la fase uno, no es algo que yo pueda valorar. Será el Gobierno Vasco quien tenga que contarnos las razones", explicó al respecto.

En consecuencia, el Ministerio de Sanidad autoriza a que la fase 1 del desconfinamiento tenga algunas normas propias en el conjunto de la CAV. Algunas de esas excepciones que el Gobierno Vasco decidió finalmente incluir en su decreto, tales como la no apertura de museos y bibliotecas en el conjunto de la comunidad autónoma, ya figuraban en la propia orden que Sanidad publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado sábado. Otras, sin embargo, como las restricciones en el movimiento entre municipios y en las reuniones de varias personas en los domicilios, fueron incluidas posteriormente en las limitaciones del Departamento de Seguridad tras debatirlo Lakua hasta el último momento.

En Euskadi también han surgido dudas sobre los indicadores de la epidemia tras las garantistas medidas impuestas por el Gobierno Vasco a la hora de entrar en la fase 1. Para conjurar cualquier duda al respecto, la consejera Arantxa Tapia insistió ayer que Euskadi no ha pasado "justito justito, sino muy bien". Decir que no cumple con los requerimientos para la desescalada "es no conocer los datos".

En una entrevista en ETB, Tapia trató de transmitir a la ciudadanía la importancia de ser prudentes, "tal y como la ha pedido la OMS. Hay que avanzar de forma gradual y dando pasos firmes". Y explicó que las restricciones en movilidad se explican en que, en comparación con ciudades muy pobladas del Estado como Barcelona, Madrid o Valencia, "somos los únicos que hemos pasado a la fase 1. Si nos relajamos, puede ser letal".

Las críticas al Gobierno Vasco llegaron desde varios frentes. El primero, de uno de los partidos que lo integran, el PSE, para defender la gestión del Gobierno español. Fueron reproches por las críticas que en su día realizó Arantxa Tapia al Ejecutivo de Sánchez. Una especie de donde las dan las toman. Para Eneko Andueza, "es una lección que demuestra que gestionar esta pandemia no es tan fácil como algunos pensaban".

En este contexto, la candidata a lehendakari de Elkarrekin Podemos, Miren Gorrotxategi, dio a entender que la transición de Euskadi a la fase 1 ha sido una componenda entre gobiernos, en el que por cierto, está su partido con Pablo Iglesias a la cabeza. Gorrotxategi especuló con que ha podido haber "un arreglo" para que Euskadi pase a la fase 1 de la desescalada porque "no está en condiciones" para hacerlo. En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, se declaró "sorprendida" por que Euskadi haya establecido medidas más restrictivas que el resto del comunidades que también han pasado a la fase 1.

También el PP arremetió contra el Gobierno Vasco, Carlos Iturgaiz dijo que Urkullu "se mimetiza de Sánchez con improvisaciones, contradicciones, desinformación y ausencia de diálogo".

"Decir que Euskadi no cumple con los requerimientos es desconocer los datos"

arantxa tapia

Consejera de Desarrollo Económico

"Gestionar esta pandemia no es tan fácil como algunos pensaban"

Eneko andueza

Secr. gral. del PSE en Gipuzkoa

"Ha sido un arreglo para que Euskadi pase a la fase 1, porque no está en condiciones"

miren gorrotxategi

Candidata a lehendakari por E-Podemos

"Urkullu se mimetiza de Sánchez con improvisaciones y ausencia de diálogo"

carlos iturgaiz

Candidato a lehendakari del PP