Al menos 253 vascos fueron deportados a campos nazis, de los que 113 personas fallecieron y 125 sobrevivieron

04.05.2020 | 17:05
Visita al campo de concentración nazi de Mauthausen en el 60 aniversario de su liberación.

DONOSTIA - Al menos 253 vascos fueron deportados a campos nazis, de los que 113 personas fallecieron y 125 sobrevivieron, mientras que se desconoce qué ocurrió con los otros 15 restantes, según un informe encargado por el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora. Casi la mitad todos ellos fueron trasladados a Mauthausen, donde murieron dos terceras partes del total de deportados fallecidos, un 65%.

En un comunicado, Gogora ha recordado que este 5 de mayo se conmemora la liberación del campo de Mauthausen y, coincidiendo con esta fecha, ha publicado un informe en el que se documenta que al menos 253 vascos y fueron deportados a campos de concentración de los nazis entre 1940-1945.

El documento concluye que, de estas 253 personas, 125 consiguieron salir con vida, 113 murieron y se desconoce, hasta la fecha, lo que sucedió a las otras 15. El estudio incluye a todas las personas que hubieran nacido o residido en Euskadi o que hubieran recibido el amparo del Gobierno Vasco en el exilio.

De la investigación realizada para la elaboración de este informe, se desprende, además, el papel preponderante que tuvo el campo de Mauthausen en la deportación de los vascos, con casi la mitad del total de deportados y dos terceras partes del total de muertos (65%).

Además, hubo un grupo de 10 mujeres deportadas --casi todas ellas llevadas hasta los campos por sus actos de resistencia-- y el campo de referencia para ellas fue Ravensbrück. Cuatro de ellas fallecieron, dos constan como desaparecidas y otras cuatro lograron sobrevivir.

MUERTES TRAS SU LIBERACIÓN

Gracias a esta investigación, se ha podido conocer el número de vascos deportados, 253, que supera la cifra conocida hasta el momento. Aunque la cifra de los fallecidos ascendió a 113, se ha constatado que muchos de los supervivientes murieron en las semanas y meses posteriores a su liberación o años después a consecuencia de las secuelas que arrastraban.

Este informe tiene como objetivo principal esclarecer la deportación de los vascos a los campos de concentración del Tercer Reich (1940-1945) para favorecer la reparación moral de las víctimas.

El documento contextualiza, de manera esquemática, las circunstancias que rodean la deportación de estas personas y, además, aporta un nuevo censo actualizado de deportados vascos. De esta forma, se pretende recuperar del olvido la memoria de las víctimas de la deportación y contribuir a que formen parte de la memoria colectiva de la sociedad vasca".

En el estudio se incluyen a todas aquellas personas que nacieron o residieron en Euskadi, o que recibieron el amparo del Gobierno Vasco en el exilio y hubiera sido deportado a cualquier campo o cárcel en el conjunto de la Europa ocupada por el Tercer Reich.

La investigación y el trabajo de campo para este informe lo han realizado Etxahun Galparsoro licenciado en Historia por la UPV-EHU y Josu Chueca, Doctor en Historia Contemporánea y profesor del Departamento de Historia de Contemporánea de la UPV-EHU.