Familiares, partidos e instituciones recuerdan en Gasteiz a Buesa y Díaz

22.02.2020 | 14:04
Andoni Ortuzar y Alfonso Alonso, durante el homenaje floral al político y al policía.

GASTEIZ. Las familias del exdirigente socialista Fernando Buesa y de su escolta, Jorge Díaz, junto con representantes de los principales partidos y de las instituciones de Euskadi, han recordado este sábado, en Vitoria, a ambas víctimas de ETA, en el 20 aniversario de su asesinato.

La ceremonia ha consistido en una ofrenda floral realizada ante el monolito instalado en la capital alavesa junto al lugar en el que Buesa y Díaz fueron asesinados con un coche bomba por ETA el 22 de febrero de 2000.

En el acto, durante el que se ha reproducido la canción 'Ausencia', de Imanol, han participado la viuda e hijos del exdirigente del PSE-EE Fernando Buesa, y los padres y la hermana de su escolta, Jorge Díaz.

También han estado presentes la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria; el diputado general de Álava, Ramiro González; el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernández y varios consejeros del Ejecutivo Vasco.

Por parte de los partidos, han asistido delegaciones del PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos, PSE-EE y PP, entre los que se encontraba el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, la candidatas a lehendakari Maddalen Iriarte (EH Bildu) e Idoia Mendia (PSE), el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, y la candidata en las primarias de Podemos a la Lehendakaritza, Rosa Martínez.

Durante la jornada de este sábado, el Parlamento Vasco ha colocado en el exterior de la Cámara la fotografía del exdirigente socialista y mantendrá encendido el pebetero durante el día del aniversario de su asesinato.

La ofrenda floral ha estado precedida del homenaje celebrado este pasado jueves por la Fundación Fernando Buesa en el que Sara Buesa, hija del dirigente del PSE asesinado por ETA, defendió que es necesario hacer "justicia" a las víctimas y que los terroristas no merecen "homenaje" alguno, aunque también defendió que los presos de la banda deben tener "un camino de reinserción" y que han de respetarse los derechos humanos de todas las personas, "incluso los de quienes nos hacen daño".