Decenas de muertos y miles de heridos en una explosión en Beirut

La deflagración se produjo en un almacén de explosivos en el puerto que estaba confiscado

05.08.2020 | 01:14
Un hombre atiende a un herido, ayer en Beirut.

el cairo – Más de 60 personas han muerto y al menos 3.000 resultaron heridas tras una explosión de grandes proporciones que se produjo ayer en el puerto de Beirut por causas aún bajo investigación, según informó una fuente del Ministerio de Salud.

Un portavoz del Ministerio de Salud, que pidió el anonimato, confirmó telefónicamente a Efe la cifra de muertos y de heridos, que han dejado los hospitales de la capital libanesa llenos de lesionados.

La explosión se produjo en horas de la tarde en un almacén con material explosivo tras un incendio por causas que aún se desconocen.

Testigos presenciales indicaron que hubo rotura de vidrios en viviendas a más de cinco kilómetros de la explosión y que los edificios sufrieron daños de diversa consideración en un radio de más de dos kilómetros.

Imágenes difundidas en las redes sociales mostraron el momento en que se produjo la detonación que provocó una gran nube con forma de hongo elevándose en el cielo y una fuerte onda expansiva que afectó a varios barrios de la ciudad y provocó daños materiales.

El director de la Seguridad General libanesa, Ibrahim Abbas, afirmó a los medios en una visita al puerto de Beirut que "parece que la explosión ocurrió en un almacén con material altamente explosivo confiscado desde hace años".

Las autoridades dieron orden de movilizar al Ejército, habilitar las instalaciones hospitalarias para la atención de los heridos y la provisión de refugio a todos aquellos que se vieron desplazados por la deflagración.

hacer justicia El Gobierno libanés declaró un día de luto nacional hoy miércoles por las víctimas de la explosión y anunció una investigación para que los responsables respondan por lo ocurrido. El primer ministro libanés, Hasan Diab, prometió que los responsables de la gran explosión van a "pagar el precio". En un breve discurso televisado, Diab afirmó que "esta catástrofe no pasará sin responsabilidades" y que hacer justicia es la labor del Gobierno. "Esta es una promesa a los mártires y a los heridos", remarcó el jefe del Ejecutivo.

Dijo que se harán públicos "los hechos respecto al peligroso almacén que existía desde 2014", sin ofrecer más detalles.

Por otro lado, el primer ministro solicitó la ayuda de los países "amigos y hermanos" del Líbano, que atraviesa la peor crisis económica desde el final de la guerra civil.

Varios países árabes expresaron ayer su solidaridad con el Líbano y se ofrecieron a enviarle ayuda. El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, expresó a través de las redes sociales sus condolencias y simpatía con el pueblo y el Gobierno del Líbano, y deseó a los heridos una pronta recuperación y consuelo a las familias de las víctimas.

Mientras, el vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Mohamed bin Rashid al Maktum, envió a través de las redes sociales sus condolencias al "querido pueblo libanés" y pidió a Dios que le dé paciencia y consuelo.