Murga pide confiar en profesionales sanitarios y dice que "todos juntos" daremos respuesta a la epidemia

Está "orgullosa como médico y como profesional" por la respuesta de médicos jubilados y jóvenes que han acabado su formación recientemente"

24.03.2020 | 15:03
Nekane Murga, durante la comparecencia de hoy.

GASTEIZ - La consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, ha pedido a la ciudadanía que "confíe" en los profesionales sanitarios de Euskadi, porque "tienen equipos, espacios, y formación", y "todos juntos vamos a conseguir dar la respuesta que todos necesitamos ante esta epidemia".

En una rueda de prensa en Gasteiz, tras el Consejo de Gobierno, Nekane Murga se ha referido a las residencias y ha agradecido "el sacrificio que han hecho las familias, ya que les pedimos desde el primer momento que redujeran el número de visitas y contactos siempre salvaguardando la seguridad de las personas que se encontraban en estas residencias".

También ha mostrado su agradecimiento a los responsables de residencias, las diputaciones y los ayuntamientos "por el apoyo que hacen a personas dependientes desde el primer momento". "Antes del primer caso positivo en Euskadi tuvieron formación y protocolos específicos que compartimos, así como un equipo de apoyo para situaciones de crisis, que coordina y nos pasa diariamente los nuevos casos de personas con coronavirus positivos en las residencias y actuamos coordinados para dar la respuesta que necesitan", ha explicado.

En cuanto al plan de contingencia de Unidades de Cuidados Intensivos y Críticos, en el que se trabajaba desde hace semanas y que incluye la figura coordinadora de los recursos de camas de UCI-Cuidados Críticos de Osakidetza y un coordinador para toda Euskadi con capacidad de visión de conjunto y que coordine, a su vez, a los responsables UCIs de cada hospital, Murga ha precisado que "el calendario de aplicación lo marcan las cifras epidemiológicas y las necesidades asistenciales".

El Plan de Contingencia de camas de UCI contempla cuatro escenarios en base al impacto de la ola epidémica, que, como ha precisado la consejera de Salud, "no está siendo homogénea en Euskadi".

En el primer escenario se habilitan Unidades de UCI-Críticos en diferentes áreas hasta disponer de 227 de adultos y 67 pediátricas, que es la dotación básica. En una etapa inicial, se reduce toda la actividad demorable que precisa de estas camas lo que, según la consejera, permite reducir la ocupación que, en situación habitual, supera el 70% y se consigue tener disponible más del 50% de camas.

En el escenario dos se prevén 266 camas y se tienen en cuenta las de centros concertados y privados, además de sus equipamientos tecnológicos y de profesionales. Ya en el tercer escenario, se alcanzan las 433 camas --que es en el que se encuentra Álava en la actualidad--, se adaptan nuevos espacios, como los que habitualmente se usan para pacientes críticos. El último escenario es el cuatro, que todavía no se ha alcanzado, en el que se prevén 550 camas.

"En este momento podemos tener la zona de Araba que se maneja en un escenario 2 y 3, y la zona de Bizkaia y Giouzkoa que esté en un escenario uno", ha señalado, para asegurar que, "de momento, los traslados que se han realizado entre territorios no han sido porque hubiera una saturación de ninguna de las unidades, sino que ha sido por motivos asistenciales".

Por ello, ha querido tranquilizar a la ciudadanía porque "tenemos un plan que se va activando según pautas asistenciales, y estamos preparados incluso para un escenario en el que tengamos que crear nuevas áreas y nuevas zonas para dar atención a las personas".

Respecto a los profesionales que se asignarán a este plan, ha dicho que se ha identificado a "aquellos que por su formación de base tienen una mayor capacidad de adaptarse a la atención a estos pacientes, como podrían ser anestesistas, cardiólogos, neumólogos, y medicina interna", y en enfermería "a aquellas enfermeras que están acostumbradas, por su trabajo, a dar atención a los equipos de quirófano y anestesia".

"Sabemos que son profesionales que con una formación de apoyo que se les está dando van a ser capaces de dar lo mejor en estas unidades, y lo que pedimos a la ciudadanía es que confíe en sus profesionales, que están haciendo lo mejor, tienen equipos, tienen espacios, y tienen formación, y todos juntos vamos a conseguir dar la respuesta que todos necesitamos ante esta epidemia".

Preguntada por la preocupación de los técnicos de diagnóstico de imagen que han tratado a pacientes sin protección con síntomas diferentes a los oficiales y después han dado positivo, Murga ha asegurado que por ellos se va a hacer "lo que estamos haciendo por todas las personas infectadas".

"Nosotros tenemos la seguridad y el material como nuestra prioridad, pero también reconocemos que hay un equilibrio entre la disponibilidad y la seguridad, y tenemos que trabajar para aquellos sectores y profesionales, incluido el ámbito sociosanitario, las residencias, y quienes están con las personas más dependientes, con unos suministros que, en este momento, se están distribuyendo, pero también con una incertidumbre ante aquello que podemos recibir", ha dicho.

Según ha indicado la consejera de Salud, trabajan "esta incertidumbre, estos planes, estos protocolos, y damos una respuesta de seguridad para todos".

MÉDICOS JUBILADOS

En cuanto a la incorporación de médicos jubilados, Murga ha dicho sentirse "orgullosa como médico y como profesional" por la respuesta de los profesionales jubilados, pero "también por los jóvenes médicos que han acabado su formación recientemente" y que también se están ofreciendo a colaborar, así como "otros estamentos como enfermería, voluntarios que han ido a Cruz Roja, y aquellos que quieren servir de apoyo en las llamadas". Según ha destacado, la red de voluntarios "está dando un ejemplo y lo que tenemos es que ver lo que cada uno puede dar mejor según su formación y su capacidad, y quien puede necesitar y beneficiarse más".

La consejera ha indicado que están organizando todo este proceso y ha subrayado que también quieren "salvaguardar la seguridad de los voluntarios, que es un área que nos preocupa mucho". "Como profesional sanitaria y como ciudadana de Euskadi estoy muy orgullosa", ha reiterado.

Preguntada si el Departamento de Salud considera que los farmacéuticos vascos deben recibir equipos de protección de las instituciones, Nekane Murga ha insistido que "el material de protección es una de nuestras prioridades, junto a la seguridad". Así, ha indicado que tienen establecido "quienes son aquellos que deben recibir este material por obtener más beneficios, sobre todo si están en contacto con aquellas personas más vulnerables".

En este momento, ha precisado, están trabajando que las personas vulnerables y las enfermas "no precisen ir a las farmacias", y ha recordado que existe "una red de apoyo para que a estas personas se les pueda administrar la medicación en casa".

Murga ha pedido a los farmacéuticos que "mantengan las medidas de higiene y de distancia, que les van a permitir trabajar de forma segura".

Por último, Nekane Murga ha negado que se esté enviando a gente a casa con respirador debido a la 'saturación' de hospitales, porque "es imposible técnicamente mandar a una persona con un respirador a casa tras alta por una neumonía".

"Probablemente se ha ido con un soporte respiratorio no invasivo, oxígeno domiciliario o máquinas para cuidar que aumente el oxígeno y la presión de oxigeno intrapulmonar", ha precisado, para señalar que "es una práctica habitual en cualquier neumonía en neutros hospitales proporcionar al paciente durante los días siguientes al alta una ayuda para que sus pulmones trabajen mejor".