¿Cómo influyen los cambios bruscos de temperatura en nuestro organismo?

Nueve consejos para evitar que nuestra salud se resienta en primavera

01.04.2022 | 22:37
Descripción de la foto

Apenas una semana después de la irrupción de la calima y la lluvia de barro procedente del Sáhara, que vinieron acompañadas de unas agradables temperaturas, un frente atlántico y la borrasca Ciril traen estos días al norte de la Península una bajada brusca de las temperaturas.

En un fin de semana más invernal que primaveral, aunque el calendario diga lo contrario, tanto las temperaturas máximas como las mínimas se han desplomado de una forma inusual para esta época del año.

La nieve ha hecho su aparición en cotas bajas y el aire extremadamente frío sacude el norte de la Península y las islas Baleares.

Si miramos la predicción del tiempo de cara al próximo fin de semana, la previsión a siete días vista se sitúa en torno a los 25 grados en el norte, es decir, 25 grados más si los comparamos con la mínima de hoy, 0 grados, en los lugares en los que nieva.

Estos cambios repentinos de temperatura se deben a que la primavera es una estación de transición entre el invierno y el verano y la atmósfera aún trabaja por realizar los cambios entre un estado y el otro.

No es raro que ante estos cambios bruscos de temperatura nuestro organismo se resienta. Cuidar de nuestro sistema inmunitario durante todo el año es esencial para evitar precisamente los resfriados a causa de unas defensas debilitadas.

Las épocas de entretiempo como la primavera y el otoño, con constantes cambios de temperatura, pasando del frío al calor de forma repentina, facilitan la propagación de los virus del resfriado.


Un niño se suena la nariz con un pañuelo. Pixabay

Consejos para evitar los resfriados en primavera

- Vida activa. Si mantenemos la actividad en nuestra vida diaria (subir y bajar escaleras, no abusar del coche y ir a todos los sitios posibles andando...) estaremos fuertes, sanos y más preparados para los resfriados que nos puedan amenazar en primavera.

- Buena alimentación. Médicos y nutricionistas aseguran que llevar una alimentación saludable ayuda a reforzar el sistema inmunitario y por lo tanto a prevenir el contagio de virus como el del resfriado.

- Higiene de manos. El virus del resfriado se contagia por el aire y por contacto. Debemos lavarnos las manos siempre que volvamos de la calle. Si nos es imposible, nos aplicaremos el mismo gel hidroalcohólico que utilizamos contra la covid.

 - Deporte. Se recomienda hacer algún deporte al menos dos días por semana. Esta práctica mejorará nuestra salud física y mental y nos aporta energía y bienestar que reforzarán el sistema inmunitario.

- Evitar tocarnos ojos, nariz y boca. Si tenemos el virus en las manos y nos tocamos los ojos, la nariz o la boca nos contagiaremos directamente.

- Evitar contagios por contacto. Si alguien estornuda a nuestro lado, deberemos protegernos la cara con un pañuelo.

- Beber líquidos. Es importante ingerir líquidos, sobre todo agua, para eliminar toxinas y regenerarnos por dentro.

- Ropa de abrigo. No te fíes de los rayos del sol. Probablemente en primavera necesites una prenda de abrigo para la mañana y la noche, y otras más ligeras para la parte central del día. Las temperaturas pueden variar muchos grados de un día a otro e incluso dentro de la misma jornada. El frío, además, facilita la circulación de los virus del resfriado.

- Descansar. Un sueño reparador de entre 7 y 8 horas es imprescindible para que nuestro organismo descanse y cargue las pilas. Si mostramos cualquier síntoma de debilidad, el virus aprovechará para atacarnos.

noticias de noticiasdegipuzkoa