Ertzille, el hórreo vizcaíno cumple 500 años

En pleno siglo XXI el hórreo Ertzille de Iurreta cumple medio milenio. Originario por lo tanto del siglo XVI, a principios del XIX el granero cayó en desuso y se fue destruyendo. Es una bonita visita a estos graneros que también existieron –y permanecen en pie, contados- en Euskal Herria.

23.11.2021 | 08:44
Una vista del hórreo, situado en Iurreta.

El poco conocido en Euskal Herria hórreo Ertzille fue reconstruido en 1987, y para ello se respetó su aspecto original. El granero se ubica y es de fácil visita en el barrio de Gaztañatza de esta anteiglesia de Bizkaia, que dista 30 kilómetros de Bilbao y 44 de Vitoria-Gasteiz. El edificio tiene frente a su fachada un majestuoso antiguo caserío del que únicamente queda su portada, pared que fue rehabilitada. El resto del inmueble está derruido y resta elegancia a todo el conjunto monumental. La Diputación del territorio valora esta edificación como "uno de los hórreos más espectaculares de Bizkaia".

En la antigüedad, estos elementos eran muy habituales en los caseríos de los valles orientales vizcaínos, sobre todo en Durangaldea. El de Ertzille, según información aportada por Patrimonio de Euskadi, está realizado en madera de roble y elevado sobre cuatro pilastras de arenisca. Las piezas de madera se encajan muy bien entre sí, sin necesidad de clavos de metal.

Estos graneros, que siempre pensamos más propios de tierras como Galicia, Asturias o León, en Euskal Herria se construían sobre pilares de piedra para protegerlos de los animales y de la humedad. Además de servir para guardar trigo, frutas y carnes, también representaban el prestigio social de la familia.

El alcalde del municipio, Iñaki Totorikaguena (PNV), aporta una visión personal sobre este monumento. "El hórreo de Ertzille es un ejemplo de patrimonio muy importante, tanto para el Ayuntamiento de la anteiglesia como para quienes la poblamos. Además, desde la Administración estamos comprometidos con su conservación –a pesar de ser de titularidad privada– para continuar disfrutando de su significativa existencia. Es marca identitaria que gusta a quien lo visita, un atractivo turístico, sin duda, de Iurreta".

Al hórreo se accede por una escalera de piedra a la que le falta el último peldaño, para evitar así que suban los animales, sobre todo los roedores. Para ello era clave lo que se denomina rueda, piedra en formato circular. Un pequeño balcón delantero actúa como separador de los tres compartimentos, cada uno de ellos tiene puerta y cerradura propias y abiertos todos ellos a la ciudadanía. El tejado es de dos aguas y en la actualidad es la única parte descuidada, ya que contiene diferentes tipos de hierbas. El resto se ha adecentado en las últimas fechas.
A principios del siglo XIX el hórreo cayó en desuso en la zona y se fue destruyendo. En 1987, hace ya 34 años, fue reconstruido respetando su aspecto original. El conjunto patrimonial del hórreo y el caserío cuenta, además, con una bonita fuente a la que hay que bajar por unos escalones. 

Guía práctica
Cómo llegar.
Desde la carretera general 634 que une las localidades vizcaínas de Amorebieta-Etxano con Durango se toma en Iurreta la desviación al barrio de Gaztañatza, antigua ubicación de la sede de EITB en esta anteiglesia. El hórreo se encuentra a la vista, a 200 metros del cruce, tras pasar bajo un puente de la autopista A-8. Se puede visitar apaciblemente, tanto caminando como en bici o en coche.

noticias de noticiasdegipuzkoa