Explosiones y fertilización del océano: algunos efectos que produce la lava al entrar en contacto con el mar

A una velocidad de 700 metros por hora, los volcanólogos dan por hecho que las coladas de lava no tardarán en llegar al océano

20.09.2021 | 19:00
La lava de un volcán en erupción entra en contacto con el mar.

La erupción del volcán de Cumbre Vieja en la isla de La Palma ha producido hasta el momento ocho coladas de lava, una por cada una de las ocho bocas que se han abierto y que están expulsando materiales. Las coladas de lava, que alcanzan los 1075 grados centígrados de temperatura, están avanzando por los valles del volcán a una velocidad importante para este tipo de eventos: unos 700 metros por hora.

A esa velocidad y con la cantidad de magma expulsado, los expertos dan por hecho que las coladas llegarán al mar en algún momento. La lava avanza hacia el oeste, en dirección al mar, hacia los núcleos urbanos de La Bombilla y Puerto Naos.

Aunque el hecho de que la lava entre en contacto con el mar no presenta un peligro importante para la población, hay que tener algunas precauciones y podría tener algunas consecuencias.

Fenómenos explosivos por un rápido enfriamiento

El geólogo y divulgador científico Nahúm Méndez explica que, pese a que el contacto de la lava con el mar es un fenómeno muy "espectacular" que se puede ver en islas volcánicas, también puede generar "fenómenos explosivos" precisamente al entrar en contacto con el agua.

Esto se debe a que se produciría un enfriamiento muy rápido. Como ejemplo, el experto indica que el efecto sería similar al que ocurre cuando ponemos un vaso de cristal muy caliente en un vaso de agua fría, lo que provoca que el cristal se rompa.

En este caso, la lava también se rompería al entrar en contacto drásticamente con otra temperatura. "Al fragmentarse puede emitir todos los gases que lleva en su interior, que pueden generar ácidos que son tóxicos para nuestra respiración", indicado Méndez. También pude "generar partículas solidad que nos pueden golpear y matar".

Si hay mucha cantidad de lava, estos sedimentos pueden emerger a la superficie y agrandar la extensión de la superficie de tierra firme. Lo que llevaría a una extensión de unos cuantos metros cuadrados de la isla de La Palma.

Fertilización del océano y generación de nuevos nutrientes

Otra de las consecuencias de la llegada de la lava al mar es que puede provocar una subida inusual de la temperatura del agua en la zona. Esto puede provocar la generación de algas y nuevos nutrientes en el mar. Se puede decir que los volcanes, tanto submarinos como los que arrojan su magma a las aguas del mar, fertilizan el océano.

Este fenómeno pudo contemplarse tras la erupción del volcán Kilawea en la isla de Hawai en el verano de 2018. Tras la llegada de cientos de toneladas de magma al mar, este elevó la temperatura de las aguas más profundas, que son unas aguas ricas en nitratos. Al elevar su temperatura, este agua se elevó hacia la superficie, llevando con ella todos los nutrientes.

Así, inmediatamente después de la erupción, las aguas de la zona se cubrieron de una capa de fitoplacton que proliferó gracias a los nutrientes en superficie. Esta capa llegó a extenderse hasta 150 kilómetros mar adentro. Las algas permanecieron en la superficie mas de dos meses.

Este fue un efecto beneficioso pero puede que, en un primer momento, la lava también acabe con la vida de algunas especies submarinas en la costa.

noticias de noticiasdegipuzkoa