La camiseta inteligente monitorea la frecuencia cardiaca del usuario

Los llamados hilos de nanotubos de carbono podrán llevarse en una prenda deportiva normal

10.09.2021 | 17:56
Tecnología inalámbrica incorporada a una camiseta permite la monitorización a distancia del corazón.

Un grupo de investigadores desarrollaron un material parecido al algodón que promete ser resistente. Además puede lavarse con la colada normal y podría llegar a ser parte de la ropa deportiva habitual.

Esta nueva prenda estará hecha a base del novedoso material, el cual lleva el nombre de hilos de nanotubos de carbono, y que funcionan como los cables de un dispositivo capaz de monitorizar electrocardiogramas. Es decir, con este nuevo compuesto textil se podrán medir los ritmos cardíacos y así evitar la tardía detección de enfermedades del corazón.

A diferencia de los cables, bastante incómodos de llevar adheridos a la piel, con este nuevo material las personas podrán moverse sin problema, y la camiseta no se romperá aunque sea estirada o usada con bastante frecuencia.
A pesar del uso específico que le han asignado los creadores, podrá ser útil en diversos ámbitos como sustituto de los relojes inteligentes o para eliminar los voluminosos monitores de electrocardiograma.

Lauren Taylor, autora principal de la investigación, asegura que "no solo podemos utilizar este material para los electrodos de electrocardiograma, sino que también podemos usarlos como antenas para poder rastrear la ubicación del personal militar".

No están exentas de cables

A pesar de que podría parecer ideal que la camiseta inteligente no contenga cables, estos son pocos y envían señales que transmiten información a un ordenador por medio de Bluetooth.

Oliver Dewey, miembro de equipo, explicó que "no se encuentran materiales suaves, flexibles y con forma de hilo que sean cómodos al tacto, con los que se pueda trabajar, con los que se pueda construir un puente o una línea eléctrica, pero que también se puedan pasar por una maquina de coser".

Esta innovación tardará algunos años en llegar al mercado pero lo importante es que, desde que se descubrió en 2013, este material sigue siendo objeto de estudio para brindar a la población una amplia gama de productos que ayuda a mantener una buena salud, e incluso evitar enfermedades cardiovasculares.

Lo último
noticias de noticiasdegipuzkoa