Cinco consejos para cuidar tus ojos si utilizas lentillas

Causas que provocan la aparición del ojo seco y recomendaciones para combatirlo

16.05.2022 | 09:56
Llevar lentillas nos obliga a extremar las medidas de higiene.

Ver bien es fundamental para poder sentirnos cómodos en todas las actividades que realizamos en nuestro día a día. Por ello, contar con el accesorio visual que mejor se adapte a nosotros, ya sea gafas o lentillas, será primordial.

El buen tiempo y poder comenzar a realizar otro tipo de actividades de ocio puede animarte a apostar por el uso de las lentillas, ya que permiten mucha más libertad y comodidad sin la interferencia de las monturas. No obstante, si todavía no has probado a usarlas o si lo haces desde hace poco tiempo, es posible que todavía tengas dudas y pienses si realmente se adaptarán o no correctamente a ti.

Por ello, expertos de Alain Afflelou te ofrecen varios consejos para utilizar de forma correcta las lentillas y evitar así posibles molestias en tus ojos:

1- Entrega e indicaciones del optometrista. Al tratarse de un producto sanitario y que se utiliza en una zona tan importante como son los ojos, su entrega y adecuada colocación deberán ser supervisadas por un especialista en la salud, que además nos indicará de forma muy precisa todos los consejos necesarios para su uso.

2- Correcta higiene. Los ojos son una zona muy delicada de nuestro cuerpo y cualquier partícula exterior que pueda tocarlos podría dañarlos. Por ello, tener las manos limpias y desinfectadas antes de la aplicación de las lentillas, así como el espacio en el que se depositan las mismas, será fundamental para poder proteger nuestra salud visual de manera correcta.

3- Uso de maquillaje. A la hora de utilizarlas con maquillaje, es necesario prestar especial atención en su aplicación. Será necesario colocarlas en primer lugar, para más tarde dar paso al maquillaje y que no se mezclen partículas entre ambos. Así aseguraremos una correcta posición y salud del ojo.

4- Tiempo indicado. El uso de las lentillas no debe exceder los tiempos indicados en el envase, así como el uso de lentillas caducadas. Además, es aconsejable realizar pequeños descansos, como, por ejemplo, omitir su uso algún día en semana, así como no dormir con ellas puestas.

5- Uso individual. Las lentillas, al igual que las gafas, son un instrumento visual que no puede ser compartido entre personas, ya que cada individuo cuenta con unas características y es necesario evitar la posible transmisión de enfermedades oculares.

Una mujer se coloca una lentilla en el ojo. Freepik

Cómo combatir los ojos secos

Una de las principales molestias que suelen sufrir los usuarios de lentillas es la sequedad ocular. Las lentes de contacto crean una especie de barrera que modifica la forma del ojo y a la vez bloquea la entrada de líquidos, humedad y oxígeno. Por eso, es tan común padecer de ojos secos cuando se usan las lentes durante muchas horas.

Algunas de las causas más habituales del ojo seco son:

1- Lentillas sucias. Si las usas más tiempo del recomendado, las lentillas se ensuciarán lo que hará que el ojo esté más sensible y se seque con más facilidad por la presencia de bacterias o motas de polvo.

2- Ambiente seco. Trabajar en un entorno seco o con mucho polvo puede hacer que los agentes irritantes se enganchen a las lentillas y nos piquen y nos sequen el globo ocular.

3- Alergias. Algunas alergias pueden afectar directamente a los ojos y podemos asociarlas con las lentillas.

4- Medicamentos. Algunos fármacos, entre ellos los indicados para alergias o para tratar la tensión, pueden provocar sequedad en el globo ocular.

5- Tabaco y alcohol. Las personas que consumen tabaco y alcohol suelen tener una mayor sequedad en el cuerpo debido a que ambas prácticas causan deshidratación.

Entre los remedios para combatir la sequedad ocular están moderar el uso de lentillas, utilizar lágrima artificial, parpadear de forma frecuente, descansar la vista de la pantalla del ordenador periódicamente, humedad ambiental, protegerse con gafas y dormir correctamente.

Si queremos tratar el problema desde dentro, podemos aumentar el consumo de Omega 3 en nuestra dieta, lo que ayudará a mejorar la calidad de la lágrima y, por tanto, que nuestros ojos estén en un entorno más húmedo y confortable.

noticias de noticiasdegipuzkoa