La perla del Cantábrico

Bere edertasunagatik miretsita, Donostiak itsasoari lotuta dagoen hiri baten erakargarritasun guztiak biltzen ditu. Itsas xarmaz betea, XIX. mendeko arkitekturan duen dotorezia nabarmendu behar da, bai eta nazioarteko espiritu kosmopolita ere

03.07.2020 | 12:36
La perla del Cantábrico

La Concha, una bahía con responsabilidad

DONOSTIA - La bahía de La Concha es la estampa por excelencia de la capital guipuzcoana. Cerrada en parte por la isla de Santa Clara, se extiende entre los montes Urgull e Igueldo. Sus dos playas de arena forman un arco casi perfecto: La Concha y la aristocrática Ondarreta.

El paseo de La Concha, que comienza al final de la avenida de la Libertad y termina en el túnel del Antiguo, bordea la playa del mismo nombre y ofrece la posibilidad de realizar un relajante recorrido por la orilla del mar a pie o en bicicleta, ya que cuenta con bidegorri. Destaca especialmente la bella barandilla que rodea el paseo, creada a principios del siglo XX por el arquitecto Juan Rafael Alday. Mundialmente conocida, se ha convertido en una de las señas de identidad de la ciudad.

En las inmediaciones del paseo se ubican numerosos edificios y construcciones señoriales que merece la pena contemplar, como el emblemático edificio del Hotel Londres, el palacio Miramar o los famosos Relojes, punto de encuentro de numerosos donostiarras.

Al borde del paseo se encuentran las instalaciones de aguas termales La Perla, único centro de talasoterapia de la urbe que recuerda los tiempos en que la Bella Easo fue ciudad balneario. - Itziar Acereda

Tabakalera, ocio y cultura


DONOSTIA - La cultura y el ocio son los ejes de la actividad de Tabakalera, un espacio de referencia en Donostia que busca dar impulso a los procesos de creación.

La que fuera fábrica de tabacos durante 90 años, en 2015 se reconvirtió en un Centro Internacional de Cultura Contemporánea que acoge e inspira a distintos proyectos e instituciones culturales.

La misión compartida de las instituciones y proyectos que conforman Tabakalera es contribuir al desarrollo de la capacidad creadora y crítica de la sociedad vasca, fomentando el ocio creativo y participativo.

Por su naturaleza polifónica, favorece una oferta cultural de gran diversidad que acoge e integra a todo tipo de públicos. Todos ellos están invitados a crear, explorar, experimentar, traspasar fronteras interdisciplinares, probar nuevas prácticas y formar parte de comunidades creativas y de diversos proyectos. Porque es un lugar de encuentro, de diálogo y de co-creación.

Sus principales ámbitos de actuación son el cine y audiovisual, arte contemporáneo e industrias creativas y culturales; especialmente el diseño y gastronomía creativa. - I. A

El glamour de las estrellas

DONOSTIA - El Festival Internacional de Cine de San Sebastián/Zinemaldia, es el más importante de cuantos se celebran en los países de habla hispana, así como uno de los más longevos y prestigiosos de Europa. Constituye, de hecho, uno de los eventos culturales de mayor envergadura y repercusión de todo el Estado. Se celebra en el mes de septiembre desde 1953 y en cada edición goza de la presencia de estrellas internacionales consagradas, que llenan de glamour toda la ciudad.

El teatro Victoria Eugenia acoge sus principales actos, como las ceremonias de inauguración y de clausura. Y el lujoso hotel Maria Cristina es el alojamiento por excelencia de las estrellas durante su estancia. - I. A.

Kursaal, emblema arquitectónico

Donostia - El Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal es un complejo arquitectónico en forma de dos cubos gigantes de cristal proyectados por Rafael Moneo en el solar que ocupara a principios del siglo XX el casino Gran Kursaal. Consta de un gran auditorio, una gran sala de cámara, salas polivalentes y de exposiciones. Con capacidad para casi 2.000 personas y 20 salas, a la orilla de la playa de la Zurriola atrae las miradas de los turistas. Tan espectacular construcción ha recibido importantes premios. - I. A.

Parte Vieja, el ambiente

Donostia - A los pies del monte Urgull, el casco histórico de Donostia encierra el ambiente más auténco de la capital guipuzcoana, con una variada y extensa oferta gastronómica. Allí son de visita obligada la catedral del Buen Pastor, cuya entrada coincide en línea recta con la entrada principal a la basílica de Santa María, que preside la calle Mayor imponente con su fachada barroca de matiz churrigueresco; y la plaza de la Constitución.

Esta última es el centro neurálgico de la Parte Vieja y la plaza principal de la ciudad, sede de los grandes festejos y celebraciones, como la izada de bandera en la tamborrada el día de San Sebastián. Su función antaño como plaza de toros se refleja en los números de palco en cada ventana de las viviendas. - I. A.

El Peine del Viento

DONOSTIA - El Peine del Viento, una de las obras más emblemáticas y reconocibles de Eduardo Chillida, se aferra a las rocas desafiando al mar en la bahía de La Concha. En concreto, al final de la playa de Ondarreta, donde termina un paseo marítimo de 7 kilómetros que une esta playa con las de La Concha y La Zurriola.

Estas piezas de acero del artista donostiarra han creado un espacio mágico en el cierre del litoral urbano. Allí se instaló El Peine del Viento en 1977, en colaboración con el arquitecto Luis Peña Ganchegui, que fue el encargado de diseñar el entorno.

Se trata de un conjunto escultórico formado por terrazas de granito de color rosa y tres piezas de acero aferradas a las rocas que resisten a los continuos embates del mar. Es uno de los lugares más frecuentados por los visitantes y lugareños, desde donde contemplar el mar en todo su esplendor.

Los días de gran oleaje, el espectáculo impresiona, ya que a través de un sistema de tubos, el aire impulsado por las olas sale a la superficie por unos orificios emitiendo un sonido muy peculiar, y junto con agua pulverizada. - I. A.

Palacio de Miramar

DONOSTIA -Desde que lo mandara construir en 1893 la reina María Cristina de Austria, quien veraneaba en Donostia, se erige majestuoso este palacio sobre un terreno conocido como Pico del Loro, entre Ondarreta y La Concha, con estupendas vistas a la bahía.

Diseñado por el arquitecto Selden Womun en estilo inglés y construido por José Goikoa, hoy en día ejerce de palacio de exposiciones y congresos. Cada año acoge los cursos de verano de la UPV y en oasiones se abre al público. - I. Acereda

Entre Ondarreta y Gross

DONOSTIA - En el extremo oeste de la capital donostiarra, al abrigo del monte Igeldo y frente a la isla de Santa Clara reposa la elegante playa de Ondarreta, de fina arena dorada. Aliada del surf, con sus 600 metros de longitud, dispone de una variada oferta deportiva.

Al otro lado de la urbe, el barrio de Gros constituye el ensanche este de la ciudad. Se levanta sobre las dunas y arenales situados entre la desembocadura del Urumea y la falda de Ulia y gradualmente ha pasado de ser un barrio fundamentalmente industrial a uno de servicios donde predomina el comercio diversificado, que en la actualidad está considerado como el segundo en importancia después del centro.

Entre ambas localizaciones se extienden los cerca de 20 barrios de Donostia, como Altza, Aiete, Intxaurrondo, el Antiguo, Añorga, Ategorrieta-Ulia, Egia, Martutene, Ibaeta o Amara, que acoge el estadio de Anoeta, campo de la Real Sociedad. - I. A.

Palacio de Aiete, conjunto monumental

Donostia - Un palacio de inspiración neoclásica y carácter residencial, ubicado en el barrio del mismo nombre de la ciudad guipuzcoana. Junto a sus jardines, diseñados por el jardinero real Ducasse, formado en Versalles, está catalogado por el Gobierno vasco como Bien Cultural con la categoría de Conjunto Monumental. Fue construido en 1878 por los Duques de Bailén en un lugar de paso de los peregrinos del Camino de Santiago y el 17 de octubre de 2011 se celebró en su interior la Conferencia Internacional de Paz de San Sebastián. Rehabilitado en 2010, hoy alberga la Casa de la Paz y los Derechos Humanos. - I. A.

Vida marina en el Aquarium


DONOSTIA - El Aquarium de Donostia es uno de los equipamientos más visitados de Euskadi. Situado en uno de los emplazamientos más pintorescos de la ciudad, el muelle donostiarra, y junto a la Parte Vieja, recoge en un edificio de 1928 dos plantas dedicadas al patrimonio marítimo y marino de Gipuzkoa, destacando el esqueleto de una ballena franca, amplia oferta de acuarios, con más de 200 especies, y su famoso túnel de 360º. - I. A.

Del Boulevard a Alderdi Eder


DONOSTIA - El popular Boulevard, que separa la Parte Vieja del Ensanche, invita a un gratificante paseo hasta los vistosos jardines de Alderdi Eder. Es una amplia avenida muy animada, sobre todo en verano, debido a sus agradables terrazas. La alameda del Boulevard parte del teatro Victoria Eugenia, junto al puente de la Zurriola, y desemboca en la bahía de La Concha, concretamente en el Ayuntamiento, instalado en un pintoresco edificio, el antiguo casino.

Frente al Ayuntamiento se ubican los jardines de Alderdi Eder, de diseño francés, en los que destacan un centenar de tamarindos que proporcionan sombra, además de parterres de flores y setos verdes, un estanque, fuentes y estatuas. - I. A.


Museo San Telmo, referente

Donostia - Un museo dedicado a ilustrar la evolución de la sociedad vasca, mayormente mediante piezas de etnografía y Bellas Artes.

Tras un proceso de renovación y ampliación ha abierto sus puertas convertido en Museo de Sociedad Vasca y Ciudadanía, dotando a sus colecciones de una nueva lectura. Llega así con orgullo al público del siglo XXI.

La piedra angular de este proyecto es la pequeña joya arquitectónica en las faldas del Monte Urgull, diseñada por los arquitectos Nieto y Sobejano, en la que destaca un característico muro vegetal.

El nuevo edificio, junto con el convento dominico del s. XVI en el que se ubica el museo desde 1932, hacen de él un enclave singular en la Parte Vieja de Donostia. - I. A.