Segunda División | La Real Sociedad B regala demasiado ante el Girona (1-2)

El filial txuri-urdin no puede reponerse de un error de Ayesa ante un experimentado Girona

22.11.2021 | 21:08
Roberto López conduce el balón ante la presión de Juncà.

El Sanse no ha podido esta tarde en Anoeta con un Girona al alza y cae a los puestos de descenso tras la victoria del Leganés en Zaragoza. El conjunto txuri-urdin, mediatizado por un gol en propia meta, no ha encontrado soluciones frente a un rival con más oficio y que ha sacado una gran tajada de un par de acciones a balón parado.

En un Anoeta que ha vuelto a presentar un triste aspecto en la grada (hay que ponerle solución cuanto antes) en una fría tarde de lunes, Xabi Alonso (siguió el partido desde un palco por sanción) ha contado de inicio con los internacionales sub-21 Gaizka Ayesa, en la portería, y Julen Lobete, en el flanco izquierdo del ataque, y con Naïs Djouahra, en la banda derecha, tratando de dar más mordiente al equipo. Incluso ha recuperado el habitual sistema 4-3-3 y no ha optado en esta ocasión por los tres centrales que puso en liza en Gijón, donde la jornada pasada ganó por 0-1. Y no ha echado mano, como en El Molinón, de Jon Pacheco y Robert Navarro.

Unas novedades con las que no se ha alejado, en cualquier caso, de su estilo asociativo en busca del área contraria. Lo que pasa es el empuje de un experimentado Girona (ya avisó el técnico txuri-urdin de su calidad) le ha creado más de un apuro en los compases iniciales. Pero primer el gol (min. 19) no ha sido fruto de esto, sino que ha llegado de la peor manera... En un fallo garrafal de Ayesa en un saque de esquina, el portero navarro no ha acertado a despejar el balón botado por Aleix García y, en su salida con el puño derecho, en lugar de alejarlo, lo ha introducido en su propia portería. Un severo castigo a las primeras de cambio.

Lejos de bajar los brazos, el filial txuri-urdin ha seguido tocando el balón, eso sí con cierta lentitud, con la idea de elaborar alguna buena oportunidad para marcar. Aunque la mejor que ha tenido en la primera mitad ha llegado de la forma más inesperada: mediante un lanzamiento desde su propio campo de Roberto López que a punto ha estado de subir al marcador. Y los intentos de Jon Ander Olasagasti desde fuera del área tampoco han encontrado portería.

En el segundo periodo, el Sanse lo ha intentado mediante ensayos lejanos del recién salido Dani Garrido y Roberto López, pero el gol de Bernardo, de cabeza, en otro saque de esquina (min. 75), casi ha echado por tierra todo su trabajo. Un penalti (cometido por Aleix sobre Lobete y revisado por el VAR) transformado por Roberto López (min. 82) ha mantenido con vida hasta el final a unos realistas que lo intentaron sin éxito.

noticias de noticiasdegipuzkoa