Real Sociedad | Asier Illarramendi: "Solo pensamos en ganar la final de Copa"

01.04.2021 | 14:06
Asier Illarramendi posa tras la entrevista en Zubieta.

El capitán de la Real se ha dejado la vida para llegar a tiempo y dirigir al equipo de su corazón en el que denomina el partido de su carrera. Con el máximo respeto al Athletic, considera que lo tienen todo para levantar la Copa en la final de este sábado

Minuto y resultado del curso.
–Han dolido las dos derrotas. Veníamos de conseguir buenos resultados, sobre todo en la segunda vuelta, en la que no habíamos perdido ningún partido hasta hasta estos dos y fue una pena. No pudimos hacer nuestro juego. El Granada intentó pararnos con faltas y lo consiguió. Metieron ese gol, supieron defender bien y nos costó. Sí que es verdad que no conseguimos hacer ni ocasiones como en otros partidos y se llevaron la victoria. Luego en casa sabíamos que teníamos enfrente el mejor Barcelona de esta temporada. Pasan por su mejor momento, a pesar de que en la primera media hora estuvimos bastante bien. Defendimos más atrás que otras veces, pero estábamos bastante bien y, cuando nos metieron el primero y sobre todo el segundo, enseguida bajamos un poco. Justo el tercero llegó al principio de la segunda parte y€ ¡Bah! Pena. Porque al final no conseguimos hacer nuestro juego pero es parte del fútbol y no hay que quedarse con esas sensaciones que nos dejó el partido. Tenemos que seguir.

¿Una goleada abultada deja secuelas?
–Secuelas para nada. Sabemos lo que podemos hacer y no tenemos que quedarnos con el partido que hicimos el otro día. A pesar de todo, de la goleada, tenemos que ser conscientes de qué equipo teníamos enfrente y, aunque no estuvimos a nuestro nivel, el Barça está muy bien ahora y nos pusieron las cosas difíciles. Pero eso no nos va a restar confianza de cara a la final.

Lo de Granada pareció un ensayo general de cara a la final.
–Puede ser que nos toque un partido parecido. El Athletic defiende muy bien, en bloque, y tanto arriba como abajo están bien. Puede que parecido, pero es una final, un derbi y puede pasar cualquier cosa. Ya vimos también que cuando jugamos contra ellos en San Mamés, a pesar de que hasta entonces quizás no nos habíamos metido en bloque bajo tantas veces, allí supimos defender el 0-1 muy bien, saliendo con peligro en las contras. Pero ya te digo, lo mejor es que sepamos jugar de diferentes formas, dependiendo del partido que nos toque, para lograr lo importantes, que es ganar.

No vieron una tarjeta hasta el minuto 81. Tendrán que hacer algo como protestar más o recordar cuántas lleva cada uno...
–El árbitro está para eso, es su labor y él sabrá parar el partido. Nosotros tenemos que centrarnos en lo nuestro, que ya es bastante. En hacer nuestro juego, intentar realizar lo mejor posible todo lo que sabemos hacer y todo lo que hemos demostrado hasta ahora y el árbitro deberá hacer su labor, pitar las faltas, sacar tarjetas y nada más. Nosotros en el campo ya protestamos pero hay que hacerlo bien. Poco más.

La verdad es que luego protestan y a la primera...
–Algunos sí que sacan una tarjeta más fácil, pero nosotros también en el campo a veces perdemos las formas. Me parece normal también.

Entonces me dice que llegan a la gran final en un buen momento.
–Sí. Los dos últimos partidos no nos van a restar confianza. Hasta ahora hemos hecho grandes encuentros, desde la primera jornada hasta la última. Sabemos qué equipo tenemos, lo que queremos hacer y sentimos confianza en todos los jugadores. Si hacemos nuestro juego, sabemos que tenemos muchas posibilidades de traer la Copa, así que nos centramos en lo nuestro y en intentar hacer todo lo que sabemos para lograr el título.

¿Se han metido en una burbuja para aislarse del ruido exterior?
–Sí. Al final es una competición de la temporada pasada y jugando la final y siendo un partido tan importante, cuando sales a la calle o cuando estás con los amigos siempre te sacan el tema. Tú también sabes que está ahí, pero antes había más encuentros y queríamos estar centrados. Ahora sí que es verdad que llega la final, quedan días para jugarla y estamos centrados en esto a tope.

¿Les llegan algunas provocaciones procedentes de medios que siguen al Athletic?
–No, para nada. Yo no sé ni lo que ha dicho, pero me lo imagino. Ya te digo que al final tampoco hay que leer todo ni nos tiene que afectar. Tenemos que estar centrados en lo nuestro. Sabemos que hay comentarios de gente que te anima, otros que no, pero debemos estar 100% en lo nuestro, centrados en el partido, sabiendo qué hacer en cada momento. Con eso suficiente.

¿Les beneficia ir con piel de cordero?
–Tampoco creo que vayamos de corderillos. Sabemos que tenemos enfrente a un buen Athletic pero ellos también que tienen a una buena Real. Quizás la mejor de los últimos años. Y ellos saben que tienen que hacer las cosas muy bien para poder ganarnos. Nosotros somos conscientes de lo mismo. El Athletic está bien pero sabemos que les podemos ganar y vamos a por ello. Yo desde que estoy en el primer equipo ha habido momentos en los que han estado mejor, pero en la mayoría de las veces hemos estado mejor.. Cada partido es diferente, pero somos conscientes de lo que nos jugamos, que es el partido más importante de los últimos años y sabiendo eso, intentar hacer nuestro juego y estar tranquilos sabiendo que en realidad solo es un encuentro más. Salir a por ellos y poco más.

¿Es la mejor Real en la que ha jugado?
–Diría que sí. Hemos conseguido mejores resultados en cuanto a clasificación, quedamos cuartos, cuando finalizamos sextos también estuvimos bien, pero, en cuanto a plantilla y juego, quizás sí. He tenido suerte desde que subí al primer equipo porque he visto y he coincidido con la mejor Real de los últimos años y he disfrutado y espero seguir disfrutando con la final.

Dicen que en los derbis no hay favoritos.
–Los dos equipos llegamos parecidos, pero ya te digo que los derbis de la Liga si son partidos diferentes, este también. No creo que haya un favorito, los dos equipos llegamos igual y veremos qué partido vemos.

Le sacan diez puntos en la Liga.
–A pesar de las dos últimas derrotas estamos muy bien en la Liga, vamos quintos y al final el objetivo de la temporada era intentar clasificarnos para Europa. Vamos por el buen camino, no tenemos que dormirnos y estamos haciendo las cosas bien y hay que seguir.

¿En qué es superior la Real?
–No sé qué decirte. En cuanto a regularidad hemos ganado mucho. En los últimos años se nos achacaba eso pero este año estamos bien. El pasado también, pero no solo en cuanto a resultados, sino en cuanto a juego también. Nos habrá salido algún partido malo, pero en cuanto a regularidad, el saber encarar los partidos, saber qué hacer en cada momento€ En eso hemos mejorado mucho.

¿En qué les pueden superar?
–En nada. Compiten bien, pero nosotros también. Hemos demostrado que somos capaces de competir contra todos y ellos también.

Tienen más carácter. ¿Los molesta oírlo?
–Sí que escuchas algo por ahí pero tampoco nos afecta. Sabemos cómo encarar estos partidos. En los últimos años ya hemos demostrado que, en cuanto a historia el Athletic tiene más títulos, más historia, pero ahora mismo la Real, visto lo que hemos hecho los últimos años, está mejor, así que tampoco nos afecta.

Igualar eso parece más fácil que ser superior en el juego...
–Claro. Al final nosotros ya sabemos qué es lo más fuerte que tenemos nosotros y lo que tenemos que mejorar. En eso estamos a la par y en juego estamos mejor, así que tenemos que estar tranquilos, dar el 100% sabiendo que haciendo eso y haciendo nuestro juego pensamos que somos mejores que ellos.

¿Será distinto al último derbi en San Mamés?
–Yo espero un partido disputado. Si me preguntas una semana antes de ese partido, tampoco esperaba que el partido fuera así, así que no sé qué duelo nos deparará pero nosotros tenemos que salir a lo nuestro, a intentar controlar el partido, a saber lo que tenemos que hacer porque con eso hemos conseguido buenos resultados.

Remate de Portu en el último derbi de San Mamés (0-1). Foto: EP

No les remataron a puerta.
–Ojalá tras la final digamos lo mismo.

Tienen más experiencia en finales.
–Sí, es verdad, pero nosotros también tenemos en el equipo gente que ha disputado partidos finales, así que€ Algunos no han jugado pero tampoco nos preocupa. Hemos tenido partidos importantes y aquí nadie se arruga. Eso no nos pone en desventaja.

¿Sigue alucinando con Silva?
–Hace que todo sea más fácil. Busca bien el espacio, se orienta muy bien, nos hace jugar mejor, mejora cada día a todos y creo que tanto los jóvenes como para todos es una referencia. No creo que le tiemblen las piernas (risas).

Las plantillas se llevan muy bien.
–Sí. Eso desde que yo subí al primer equipo ha sido así. Luego cuando sales al campo y compites, te olvidas de todo y cada uno lucha por lo suyo, pero fuera del campo nos llevamos bien y espero que siga siendo así. Somos vecinos aunque seamos rivales, pero desde txiki compites contra ellos, coincides con Euskadi, pasas momentos con ellos y mantienes amistad.

¿Es cierto que han hablado para no hacer pasillo en el siguiente derbi en Anoeta el día 7?
–Qué va, qué va, qué va. Ya me dijeron que salió que habíamos hablado con ellos del pasillo. Mira, fue la primera noticia que recibí de eso, porque nosotros no sabíamos nada, no habíamos hablado con ellos.

¿La Real sí haría pasillo entonces?
–Nosotros estamos pensando en que nos hagan ellos el pasillo (risas).

¿No podía haber una final mejor?
–Hacía un montón de años que no jugábamos un partido así y casualidad nos ha tocado jugar contra el Athletic así que nada, doble motivación. Ganar la Copa y contra ellos.

La falta de público es una gran faena.
–Sí. Sobre todo por la gente. Hasta ahora nos ha animado a tope, le ha tocado sufrir, ilusionarse y en un partido importante así el poder disfrutar con tu gente, con tu familia, amigos€ Al final a todo el mundo le gusta que esté tu gente cerca. Esperemos que tengamos otro partido así.

Se ha hecho larga la espera...
–La verdad es que sí. Durante un año la gente hablaba de eso y al final cansa un poco. Hay ganas de jugarla, de ganarla, de disfrutar y seguir con lo nuestro. Después de las semifinales del año pasado ha pasado un año y quizás tampoco desconectas tanto porque todo el mundo te recuerda que hay ese partido, que hay que ganarla y a todos nos gusta desconectar un poco.

Le he dicho a un niño de 11 años que quería que le preguntase y me ha contestado 'solo que gane'. La responsabilidad es grande.
–Sí, pero solo pensamos en ganarla. En lo negativo no hay que pensar. Solo en ganarla.

Lo considera el partido de su carrera.
–Pues te diría que sí. Es el partido que más ilusión me hace, el que más motiva. Desde txiki siempre sueñas con llegar a la Real y con ganar algo con la Real. Sería lo máximo.

Este tren pasa pocas veces.
–Sí, y sobre todo aquí en la Real. Todos sabemos lo que cuesta jugar una final y sabiendo eso hay que disfrutarla y sacarla adelante sobre todo.

Se despista y le salen otros dos mediocentros.
–El problema es que el despiste me ha durado mucho (risas). Pero bueno, han salido Zubimendi y Guevara y eso es bueno. Nos hace mejorar a todos. Han estado muy bien y han progresado mucho. Ya vemos el equipo a lo que juega, lo que intenta y lo que da, y creo que tanto la gente como nosotros estamos orgullosos de lo que estamos haciendo. La gente se siente identificada con el equipo y eso es mucho ya. l

¿Se ve titular?
–Está jodido, pero estamos entrenando cada día intentando mejorar en cada entrenamiento, cada momento, y veremos. Al final la cuestión no es ser titular, es ganarla y estar todos a tope, como una piña, y ganar la Copa.

Sus compañeros dicen que está como un toro. ¿En qué ha mejorado en su convalecencia?
–En valorar todo lo que tienes. Cuando todo va bien no te paras a pensar en todo lo que has hecho y lo que has conseguido. Luego, cuando tienes que frenar y compruebas todo lo que has hecho desde fuera lo ves desde otra perspectiva y valoras todo lo que cuesta. El sacrificio que has hecho hasta entonces. Cuando he estado fuera lo he valorado mucho y ahora intento disfrutar de cada día, de cada momento e intento hacer que esto dure más.

¿Está durmiendo bien o siente los nervios?
–Duermo igual, soy tranquilo y duermo bien. Al final sí que piensas en el partido, pero tampoco me ha quitado nada de sueño. Ya llegará el momento de jugarla y cuando pite el árbitro estaremos concentrados en lo nuestro y tampoco habrá nervios. Cada uno tirará por lo suyo y a intentar hacer lo que sabemos hacer, pero ya te digo que al final para conseguir algo tienes que soñarlo, tienes que visualizarlo y ese el primer paso para conseguir más cosas.

Si hay una tanda... Usted pasó el duro trance de fallar uno en la final del Mundial sub-17.
–Hace mucho que no tiro un penalti. Sí tirara, pero esperemos que no lleguemos hasta ese punto y podamos disfrutar antes del triunfo.

Solo Arconada ha levantado una Copa. Sabe que si la levanta le molestaremos la prensa todos los años...
–A ver si me llamáis todos los años, que sería buena señal (risas). Es el sueño de todos, poder levantarla y disfrutarla, pero esperemos que tanto esfuerzo y sacrificio valga la pena y consigamos traer esa Copa que a todos nos hace tanta ilusión y disfrutar de la gente que estará aquí a cierta distancia pero sabemos que con nosotros.

¿Siente que sus compañeros tienen especiales ganas de verle levantar la Copa?
–No sé lo que opinan los demás de mí, pero ilusión nos hace a todos que uno de la Real levante la Copa. Esperemos que sea nuestra.

Mucho tiempo sin encontrar soluciones. Lanzó un mensaje duro con el médico...
–Nosotros ya sabemos cómo funciona todo el staff médico de la Real y al final lo que salió no es lo que pasa, porque yo sé que Javi Barrera ha sufrido mucho conmigo y ha dado todo lo que tenía por conseguir el mejor médico, la mejor solución, pero cuando dije eso no me refería a él. Sé qué trabajo hace y quizás la gente cuando lo leyó no lo entendió, pero yo no tengo ningún problema. Hablé con Javi y sabe que no me refería a él, pero esa mañana sentí impotencia porque me estaba quejando porque no encontraba la solución, decían que estaba bien y yo no estaba bien. Pero eso Javi ya sabía y él sabe y todos sabemos cómo funciona la Real por dentro y lo que la gente leyó quizás no se entendió lo que quería decir, pero ya te digo que no tenemos ningún problema. Sabemos cómo funciona.

¿Se temió lo peor y mantiene la misma pasión?
–Te diría que tengo más pasión por el fútbol. Cuando todo va rodado y bien no te paras a pensar en lo que haces y en todo lo que disfrutas cada día. Y cuando te falta todo eso sí que lo echas de menos. A mí me ha faltado durante mucho tiempo y lo echaba de menos. Ahora después de tanto tiempo sufriendo, tenía ganas de disfrutar, de vivir el día a día, de mejorar y valorar todo esto de otra forma.

En Madrid le acusaban de no tener carácter. ¿Tiene ganas de reivindicarse en una final?
–Tampoco te pones a leer todo lo que dicen. Es la opinión de una persona y nada más, pero creo que ya he jugado alguna final, lo he hecho bien y tampoco pienso que cuando me toque vaya a hacerlo mal. Yo sé lo que puedo hacer, confío en mis posibilidades y nada más. Luego la gente opina. A alguno le gustará cómo juego, a otros no, pero eso que lo valoren después de jugar.

¿Siente que es su momento?
–Sí. Estoy bien. Después de tanto tiempo sin poder jugar estoy con muchas ganas. Tengo ganas de decir Aquí estoy. De saltar al campo, decir estoy aquí, estoy bien y tirar cada día a más.

Se lesionó ante el Atlético. Puede cerrar un círculo. La Copa y luego ya a otras cosas como formar familia o lo que sea...
–Bueno, bueno (risas). Lo otro ya llegará, pero ahora lo importante es ganar la final y luego ya pensaremos en algo más.

Un pronóstico.
–2-0.