kirolak

Rayo - Real Sociedad | La previa: Vallecas es el lugar

la real visita al rayo en lo que supone una oportunidad inmejorable para dejar encarrilado el billete de europa league. silva cumple el segundo y último partido de sanción

01.05.2022 | 00:21
Oyarzabal regatea al meta Dimitrievski en el precedente de enero de 2019 (2-2). Foto: Efe

Paso a paso. Peldaño a peldaño. Resulta obvio: si la Real gana hoy en Vallecas, seguirá soñando con el premio gordo de la Champions. Pero conseguirá, sobre todo, encarrilar de forma casi definitiva un nuevo billete para jugar la próxima Europa League, el objetivo número uno del curso. Porque acceder a la máxima competición continental está muy bien, y hay que ser ambiciosos para seguir peleándolo, pero no implica una meta del todo exigible. Y porque asimismo la nueva Conference, un torneo cuyo cartel actual de semifinales también resulta atractivo, no deja de significar un premio menor, visto desde la posición de ventaja con la que los txuri-urdin encaran en la tabla estas jornadas finales. El caso es que el Villarreal perdió ayer en Mendizorrotza, encajando una derrota que abre las puertas de la antigua UEFA al equipo de Imanol. En Vallecas pueden dar un paso adelante para cruzar el umbral y meter más de medio cuerpo en la instancia deseada, sin perjuicio de ir luego a por más.

cinco bajas


La Real encara el partido con las cinco bajas conocidas de antemano. David Silva, expulsado en Anoeta contra el Betis, cumplirá hoy el segundo de los dos partidos de sanción que le impusieron los comités. Y también se pierden el encuentro los cuatro lesionados del plantel, Mikel Oyarzabal, Nacho Monreal, Ander Barrenetxea y Carlos Fernández. El objetivo con esta lista reside en no incrementarla, pues va a ser imposible reducirla: ninguno de sus integrantes reaparecerá esta temporada, tras descartar Imanol este viernes que el más cercano al regreso, el propio Carlos Fernández, vaya a verse en disposición de jugar de nuevo este curso. El técnico oriotarra no ofreció sorpresas ayer con la convocatoria, diseñando una lista de 23 jugadores con una única novedad respecto a la visita del Barcelona. Cae Gaizka Ayesa, quien ejerció de tercer portero ante los culés, y entra como refuerzo para la delantera Julen Lobete.

continuidad


Alguacil descartó en su rueda de prensa que las dimensiones de Vallecas vayan a condicionar su plan de partido esta tarde. Pero conviene recordar que los entrenadores utilizan a menudo sus comparecencias ante los medios para lanzar mensajes de despiste al técnico rival. No resulta descartable, así, que la Real salte al césped de Vallecas como lo hizo en su día al de Ipurua o incluso al de Anduva para jugar contra el Mirandés de Andoni Iraola. De terminar siendo así, los txuri-urdin renunciarían a iniciar en corto desde Remiro para buscar la cabeza de Sorloth en este caso y comenzar sus ofensivas desde zonas más adelantadas. La idea, en cualquier caso, no modificaría la composición de un once que tiene todos los visos de repetirse. Porque se perdió contra el Barcelona, pero se ofreció igualmente una buena imagen que no tiene por qué significar cambios. Se mantendrían los protagonistas y también el dibujo, un 4-4-2 con medular en rombo.

un buen rival


Enfrente estará hoy el Rayo Vallecano de Andoni Iraola, técnico guipuzcoano de meteórica carrera. La arrancó entrenando a los juveniles del Antiguoko y tuvo continuidad en Chipre, a los mandos del AEk Larnaca, antes de desembarcar en el recién ascendido Mirandés durante el verano de 2019. Mantuvo a los burgaleses en Segunda alcanzando además una semifinal de Copa, papel que le valió el fichaje por el Rayo. Dos años en Vallecas le han bastado para ascender al equipo, mantenerlo en Primera y alcanzar además una nueva semifinal copera. Palabras mayores lo del usurbildarra, quien a estas horas aseguró que no está de acuerdo con lo de dar a su escuadra por salvada. Querrá certificar el objetivo de forma matemática, lo que pasa por ganar hoy a la Real prolongando la buena racha. El conjunto franjirrojo viene de ganar a domicilio a Espanyol y Barcelona, y esta tarde buscará un nuevo triunfo con una ausencia obligada en el once. Cae de la alineación del Camp Nou el sancionado Balliu, cuyo puesto en el lateral derecho ocuparía el canterano Mario Hernández. Y otra variante podría residir en el ingreso de Óscar Trejo en la mediapunta, un jugador de perfil más ofensivo que el donostiarra Unai López.

noticias de noticiasdegipuzkoa