La Real Sociedad cobrará en enero la primera cuota a los abonados

Aperribay defiende el cobro de la primera fracción

24.12.2020 | 11:39
Anoeta, a rebosar de público, en su reestreno, la pasada temporada ante el Atlético de Madrid.

El coronavirus impacta con fuerza en la cuenta de resultados de la Real, que según anunció en la junta de accionistas del miércoles, supone que entre el final de la pasada temporada y esta el club ha dejado de ingresar cerca de 20 millones de euros. Ante esta complicada realidad y pese al incierto futuro, el presidente de la Real, Jokin Aperribay, incidió en la junta que en enero se cobrará el pago fraccionado correspondiente a los abonados, aunque no está siendo posible acudir a Anoeta.

El presidente realista ya explicó la posición de la Real a mediados de octubre, cuando anunció que reintegrará los abonos de la segunda mitad del 2020 (ya hizo lo propio con lo no disputado entre marzo y julio). Se plantearon dos opciones: descontar la cantidad correspondiente del abono de 2021 o recuperar el dinero. Al ser abonos por año natural (no de temporada), la Real se decantó ya entonces por cobrar con normalidad en enero de 2021.

La primera razón que expuso Aperribay en octubre para cobrar con normalidad los abonos son los propios ingresos: "Sin tener en cuenta la televisión, podemos decir que la Real desde el inicio de la pandemia hasta hoy, con esta devolución, habrá ingresado unos 15 millones de euros menos. Afrontar el año que viene con normalidad en ese aspecto nos lleva a que la relación con el socio será la habitual y la normal". En otras palabras, de este mismo miércoles, para que "las cuentas sigan ordenadas" y, al mismo tiempo, "todos los socios de la Real estén actualizados".

"En junio, evaluaremos cómo ha sido la asistencia al campo de fútbol y haremos lo mejor para la Real y para los socios", prometió Aperribay en la junta de accionistas, donde volvió a confiar en que en las próximas semanas el público pueda regresar "de manera progresiva" al campo de Amara.

Cuestionado por un accionista, el mandatario realista explicó que ese regreso de los abonados puede ser similar a la fórmula ideada para la visita del Nápoles a Donostia en Europa League, en la que la Real quería que hubiera público: "Ya dimos una pincelada al respecto de cara al partido europeo contra el Nápoles, que finalmente tuvo que disputarse sin público. En un principio, organizaremos un sorteo para que se apunte la gente voluntariamente. Lo más seguro es que el criterio sea este, aunque tenemos pendientes discusiones para establecer el definitivo".

El club cuenta actualmente con 35.287 abonados (31.750 individuales y 3.537 corporativos), que ocuparían el 90,4% de la capacidad del estadio si se tiene en cuenta los asientos que hay que reservar para la afición visitante.