La Real Sociedad regresa a los entrenamientos con solo 14 jugadores del primer equipo

Imanol ha detenido la sesión un momento molesto por la poca eficacia en el remate de sus pupilos

11.11.2020 | 12:00
Aihen Muñoz y Ander Guevara, en un entrenamiento en Zubieta.

La Real ha regresado este miércoles a los entrenamientos en Zubieta sin la presencia de los seis internacionales y sin los cuatro lesionados. En el capitulo de ausencias hay que incluir a Moyá y Aritz que no han participado en la sesión por hacer trabajo en el interior de las instalaciones. El único miembro del filial que ha subido fue Beñat Turrientes, que como publicó este periódico no puede competir con el Sanse como estaba previsto por un error de inscripción, por lo que deberá esperar hasta la apertura del mercado de invierno.

Cómo suele ser habitual Imanol se ha acercado amablemente a saludar a la prensa que tenía acceso libre a Zubieta hoy e incluso ha bromeado con que la aplicación Zoom, en la que se emite sus ruedas de prensa, engañaba y algún periodista había cogido kilos.

El oriotarra ha incidido en que el gran mérito de lo que estaba pasando era de los jugadores y se ha desmarcado  de su responsabilidad, algo acorde a su personalidad.

Toda la sesión ha estado marcada por el trabajo con balón. Imanol ha exigido a sus jugadores. Desde el primer momento el técnico ha demistrado que no quiere relajaciones y que pretende exprimir al máximo a los pocos futbolistas (solo 4 hoy) con los que cuenta esta semana. El momento tenso de la mañana ha llegado cuando en un ejercicio de posesión y finalización, que no se estaban tomando muy en serio los jugadores a la hora de rematar, con varios fallos fáciles seguidos, una vaselina de Merquelanz ha colmado la paciencia del oriotarra que ha parado el entrenamiento maldiciendo e incluso ha lanzado una botella de agua al suelo en señal de enfado.

"¡Más velocidad; más rápido esos pases; que ruede el balón!", han sido otras de las frases con las que ha intentado motivar a sus pupilos.

El guardameta Álex Remiro se ha retirado del campo poco antes de concluir la sesión con unas pequeñas molestias en una mano que no parecen revestir gravedad.

En el apartado de lesionados, cabe recordar que Illaramendi sigue el margen del grupo y es poco probable que se reincorpore en la dinámica del mismo en este parón, aunque su recaida no sea grave. Con Gorosabel el cuerpo médico ha decidido ir con cuidado porque su torsión de tobillo puede generarle más problemas. Sagnan continúa con su proceso de recuperación del esguince de rodilla de grado 2 que sufrió  ante el AZ y Monreal, que acabó el encuentro frente al Granada tocado, se ejercitó en perfectas condiciones sin ningún problema.