La Real quiere que el partido contra el Nápoles en Anoeta sea ante 1.000 espectadores

El presidente realista estima en 15 los millones que la Real ha dejado de ingresar por la pandemia

14.10.2020 | 11:55
El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay.

El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, ha anunciado este miércoles que el partido de la Europa League en Anoeta ante el Nápoles será el primero que acogerá espectadores si la evolución de la pandemia en las semanas que restan hasta el 29 de octubre así lo permite. Además, el mandatario realista ha señalado que el club devolverá el 50% del abono correspondiente a la segunda mitad de 2020, que se sumará al 20% del final de la temporada pasada.

Además, el presidente realista acaba de anunciar que desde el comienzo de la pandemia, el club ha recibido solicitudes de alta de 364 personas, mientras que 142 se han dado de baja de abonados, lo que hace un total de 35.222 personas abonadas al club.



Para la devolución de la cuota, Aperribay ha explicado que se preguntará al socio: "Ingresarle en su cuenta corriente o descontarle del abono del próximo año. Con esta devolución que procederemos en las próximas fechas, más el 20% que devolvimos en junio, habremos devuelto el 70% de la cuota de este año".

En cuanto al partido de la Europa League del 29 de octubre, a falta de que la UEFA establezca si precisará un porcentaje de entradas para sus compromisos, Aperribay ha avanzado que el 20 de octubre se harán públicas las condiciones de inscripción para el sorteo y las condiciones de asistencia al partido. "Estamos muy contentos", ha expresado Aperribay, que de acuerdo al plan Biziberri II del Gobierno Vasco, la Real "cumplirá escrupulosamente con lo que digan las autoridades sanitarias": " Lo primero es la salud, con rigor y responsabilidad".



"Si tuviéramos que dibujar un escenario de cómo volver al Reale Arena, será gradual", ha dicho Aperribay, que ha pedido "paciencia, mirar los procesos muy bien, equivocarnos y aplicar los procesos en cada momento de la forma más ágil. Ojalá pueda añadirse más gente en el futuro: significa que la pandemia va a mejor".

Quince millones de ingresos menos

El presidente realista también ha valorado la situación económica del club durante la pandemia: "Los efectos se notan. Si cogiésemos los ingresos y aplicamos diferentes conceptos, la Real habrá dejado de ingresar unos 15 millones de euros". Aun así, ha puesto en valor que "respecto al año pasado en la cuenta de explotación cerraremos en positivo, unos tres millones, un poquito más".

Sin cobrar medios días del club ni bonos europeos, amén de otros ingresos que no llegarán, Aperribay ha avanzado que el ejercicio 2020/2021 se puede cerrar también "en positivo. Veremos cómo podemos afrontarlo, porque dependerá de cómo avance la pandemia. Hemos metido ya los efectos de la devolución que hemos comentado de los socios".

Desde el punto de vista de tesorería, la Real tiene una " tesorería ordenada. Me gustaría recordar que hemos invertido mucho dinero en el campo de fútbol, que nos ha pillado la pandemia, haremos el último pago en el mes de diciembre al Ayuntamiento y tenemos la tesorería ordenada. Podemos tener una tesorería ordenada hasta el 2022, no es que nademos en la abundancia, pero estamos contentos de cómo estamos afrontando el año pasado, este ejercicio y la tesorería".

El consejo de administración explicará estos datos en la junta de accionistas prevista para diciembre. Aperribay ha avanzado que que el club ya maneja una fecha, pero que aún está por decidirse el escenario y la fórmula, que la Real intenta que sea presencial y telemática.