kirolak

Acuerdo cerrado por Moyá

El portero balear ha aceptado este viernes la oferta de la Real, rebajándose la ficha a la mitad, para quedarse un año más en Donostia y pelear el puesto con Remiro

08.08.2020 | 01:28
Miguel Ángel Moyá, sonriente, saluda a las cámaras en Zubieta.

donostia – Miguel Ángel Moyá seguirá un año más en la Real. Solo uno, sin opción a un segundo. El club cerró en la mañana de ayer el acuerdo de renovación con el futbolista balear tras días de negociaciones que tuvo su origen en la llamada que, el pasado viernes, realizó Roberto Olabe a su representante, Manuel García Quilón, con la propuesta txuri-urdin para la prórroga del contrato. La oferta, de un año, llevaba consigo también una notable rebaja de su ficha, que se disminuiría a la mitad. A pesar de ello, de la dura competencia que tiene en Álex Remiro para defender la portería realista y de contar con buenas ofertas de varios equipos, Moyá tenía claro que quería seguir en Donostia y así lo ha constatado con este acuerdo, uno de los últimos que firmará, probablemente, como profesional.

El balear, que cumplirá así su tercera campaña en la Real, se encuentra actualmente en su Mallorca natal, disfrutando de las vacaciones, con lo que la firma de su nuevo contrato se realizará a su vuelta. El portero txuri-urdin ya dejaba claro el pasado noviembre en NOTICIAS DE GIPUZKOA su intención de continuar en la disciplina donostiarra. Sin embargo, no podemos decir que la renovación del portero haya sido un camino de rosas. A pesar de la predisposición del futbolista, que cree en el proyecto y se siente querido por la afición y compañeros, la llamada de renovación de Olabe ha tardado. Más de lo deseado para un jugador que ha acabado el curso como titular y siendo figura importante en el equipo tras el parón.

De hecho, como apuntaba este periódico este pasado miércoles, habría otros equipos interesados en la contratación del balear, como el Sevilla de Julen Lopetegui, que jugará Champions la próxima temporada. El silencio por parte de la dirección deportiva en el último mes ha inquietado en el entorno del futbolista, que ha estado a la espera de una llamada hasta el pasado viernes. Esa llamada se produjo y las negociaciones han llegado, finalmente, a buen puerto. La predisposición y el esfuerzo, en términos de ficha, del futbolista, que además de en lo deportivo se siente muy a gusto en Donostia, igual que su familia, han sido claves para el acuerdo. La postura de la Real durante las últimas semanas para la negociación es que se avecinan tiempos de crisis, tras la pandemia del coronavirus, con lo que habrá que estar atentos a este punto en futuros movimientos tanto internos como de mercado.

portería cubierta Con esta renovación apalabrada, la Real ya tiene cubierta la portería. Remiro, Moyá y Zubiaurre continuarán a las órdenes de Luis Llopis. Era el deseo del cuerpo técnico, que continúa atando figuras para la plantilla de la próxima campaña. En el curso 2019-2020, Moyá ha defendido la portería txuri-urdin en trece partidos de Liga (dos más que el curso anterior), más uno de Copa. De hecho, casi la mitad de los encuentros ligueros que ha disputado han sido tras el parón, tras darle Imanol Alguacil la titularidad en el encuentro frente el Espanyol. Desde entonces, el meta fue de la partida en las cinco finales por Europa.

En total, Moyá ha disputado en estos dos años y medio que lleva en Donostia 36 partidos con la Real (33 de Liga y tres de Copa), en los que ha encajado 37 goles. Sus buenas actuaciones en el tramo final del curso le generarán dudas a Imanol para elegir quién será su cancerbero al inicio de la próxima temporada, en la que, seguro, estará el balear. El más veterano del equipo, el más experimentado, y un tipo con mucha personalidad en el vestuario más joven de la Liga.

Con la renovación de Moyá, la portería txuri-urdin volverá a contar con dos metas de garantías, más el canterano Andoni Zubiaurre