[Levante 1-1 Real] Las notas de Mikel Recalde

Isak, el mejor futbolista de una Real que acusa el desgaste

07.07.2020 | 07:21

6 - Moyá. Buen partido del mallorquín. Muy seguro, no se pone nervioso y se le ve muy concentrado. No acusa nada la inactividad y, sobre todo, asume muchos riesgos en sus salidas y con el balón para que estén cómodos los centrales. No pudo hacer nada en el gol al estar vendido.
5 - Gorosabel. Tras una buena primera parte, en la que puso muy buenos centros, se vino abajo tras el descanso. Incluso desperdició un balón de oro que recibió en el área rival y se lo quitó de encima cuando la ocasión era muy clara. Acabó desfondado.
2 - Aritz Elustondo. Muy flojo partido del beasaindarra. Es un futbolista que acusa no tener continuidad, pierde confianza. En el gol le cogen la espalda, aunque no era sencilla la jugada. En la segunda parte estuvo desastroso, tanto en la defensa de cuatro como en la de cinco. Le perdonaron la expulsión.
5 - Le Normand. Cumplidor. Un central de los de antes. Fuerte y sin alardes. Hace su trabajo y si encima puede aportar en algo más como en un cabezazo en un córner, mejor. Muy regular.
4 - Aihen Muñoz. Empezó muy bien, con una bonita carrera y un centro que puso en aprietos a Aitor. Pero fue de más a menos, acabó sufriendo mucho en defensa por su banda y, lo que es peor, con problemas musculares.
5 - Zubimendi. No hay derecho a la tarjeta que le sacaron. Es muy fácil condicionar a un chaval que juega con el dorsal 36. Le costó más darle fluidez al juego, pero porque ya le conocen y le cierran. Muy buenas coberturas defensivas. Se fue disgustado.
5 - Odegaard. No se le puede reprochar demasiado. No se esconde, la busca y la pide, pero se nota que no está fino del todo. Su problema es de confianza, porque juega tocado. Intervino mucho, con algunos buenos pases, y lo intentó con dos disparos bastante flojos que se marcharon fuera.
5 - Mikel Merino. Jugadorazo, abarca mucho campo y quiere hacerlo todo. Está un poco fallón y cuando empieza a acusar el cansancio pierde balones muy peligrosos. Lo intentó todo el rato. Dos malos tiros, uno de falta.
5 - Portu. No estuvo brillante y perdió una ocasión que no se puede fallar en un acción en la que Isak le dejó completamente solo y de frente a la portería. Irreprochable su actitud, su esfuerzo, su coraje... Heroica última carrera.
5 - Oyarzabal. También acusó el desgaste. Se le notó con una marcha menos. Aún así puso otra vez la asistencia de gol porque es determinante. Sustituido.

- Llorente. Muy valiente en la salida de balón. Recorrió muchos kilómetros con la pelota y una vez llegó hasta el área. Cumplidor en defensa.
- Zubeldia. No está. Ha perdido mucho ritmo y confianza. Incluso le cuesta imponerse en las disputas. Se le nota incómodo.
- Barrenetxea. Su vuelta tan pronto es una gran noticia para el equipo. A ver si se puede enganchar pronto al fútbol, porque ayer apenas entró en juego.
- Monreal. Muy veterana su entrada con un recado a Hernani por si tenía intención de hacerle daño por su banda. Sin problemas.
- Willian José. Poca cosa. Solo una jugada en la que fue a apoyar un saque de banda y, tras aguantarla, la dejó atrás. El problema es que donde se le echa en falta en demasiadas ocasiones es en el área.

El mejor

7 - Isak. Notable partido del sueco. Fue una pesadilla constante para la zaga local, sobre todo en la primera parte. Espectaculares sus carreras en velocidad. Marcó un golazo de tacón a lo Ibrahimovic, pudo hacer dos más y dejó solo a Portu en otra ocasión.

El entrenador

4 - Imanol. Su equipo completó una buena primera parte, en la que fue superior y mereció irse con ventaja al descanso. Tuvo miedo de que les sorprendieran con otro balón largo a la espalda de la zaga y pasó a jugar con tres centrales. Con un elemento ofensivo menos, se acabó la posibilidad de ganar.

El árbitro

4 - Pizarro Gómez. No se puede quejar esta vez la Real. Discutible mano de Isak en defensa y segunda amarilla perdonada a Aritz.

El técnico rival

6 - Paco López. Primero anuló a la Real, le hizo daño con su plan y después le dominó hasta casi merecer llevarse los tres puntos.