La venganza está preparada

30.03.2020 | 00:42
Oyarzabal protege la posesión del balón ante la presión de Casemiro. Foto: Efe

La Real no pudo aguantar su ventaja inicial ni el nivel de la primera media hora y acabó cayendo ante un Madrid con suerte que fue mejor

Real Madrid3

Real Sociedad1

REAL MADRID Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Mendy; Casemiro, Modric (Isco, m.83), Valverde (Kroos, m.76); Rodrygo (Bale, m.67), Hazard y Benzema.

REAL SOCIEDAD Remiro; Zaldua, Diego Llorente,Aritz Elustondo, Monreal; Mikel Merino, Zubeldia, Odegaard; Portu (Januzaj, m.73), Oyarzabal (Isak, m.80) y Willian José.

Goles 0-1, m.2: Willian José. 1-1, m.37: Benzema. 2-1, m.48: Valverde. 3-1, m.74: Modric.

MAdrid – Algo está cambiando. La Real por fin aparcó esa actitud derrotada y acobardada con la que se solía presentar en el Bernabéu para competir esta vez con mucha personalidad y tratando de tú a tú a todo un Real Madrid en su guarida. Poco importó que los blancos fuesen líderes y atravesaran por su mejor momento de la temporada. Como avisó Imanol, su equipo salió sin ningún complejo al templo blanco y su plan fue el mismo que en cualquier otro escenario menos imponente. Tratar de controlar el balón, dominar la posesión y ejercer una presión asfixiante muy adelantada hasta que aguantasen las fuerzas.

Aquella noche de noviembre se vivió uno de los grandes momentos de la temporada. En la primera media horas, la Real silenció el Bernabéu como pocas veces se ha visto y sus rápidas y brillantes combinaciones incluso levantaron el habitual runrún de una grada sorprendida por la calidad de sus jugadores. En el centro de todos, Odegaard, cedido por el Madrid, que fue recibido con cariño y aplausos y que causó impresión hasta que la reacción de los locales acabó por hacerle desaparecer.

No pudo comenzar mejor el encuentro para los donostiarras. A los cuatro minutos, fruto de la presión realista, a Sergio Ramos se le fue la olla y su cesión sin mirar a Courtois se convirtió en una asistencia perfecta que no desaprovechó Willian José. El brasileño tuvo la gran ocasión de lograr el segundo en un remate a bocajarro y a la media vuelta casi dentro del área pequeña, pero su flojo chut lo despejó el belga. Odegaard también se encontró con el meta en un disparo desde fuera del área, pero el Madrid empezó a robar balones cerca del área y a cercar la portería de Remiro con continuos centros. En una falta dudosa, Modric puso el centro y Benzema remató a la red con el hombro. La Real se desinfló y Valverde, de rebote, y Modric, sentenciaron en la segunda parte. A Willian se le había escapado el empate antes del tercero y Courtois evitó un golazo de Isak casi al final.

El equipo realista cayó con honor en el Bernabéu. Lo que nadie sabía en ese momento es que había tomado buena nota de sus errores y lo iba a demostrar muy pronto€

Los de Imanol salieron sin ningún complejo en el Bernabéu para competir con personalidad y tratar de tú a tú a todo un Madrid