kirolak

Se retrasa la final de la Cartuja

copa del rey los presidentes de real, athletic y de la federación acuerdan aplazar la fecha de la final para intentar que se pueda jugar con el estadio abarrotado de aficionados

12.03.2020 | 00:28
Jokin Aperribay, Luis Rubiales y Aitor Elizegi posan con la Copa ayer en La Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Foto: RFEF

donostia – La Real, el Athletic y la Federación Española de Fútbol acordaron ayer aplazar la final de la Copa del Rey. En el caso de que se hubiese disputado el 18 de abril, se iba a tener que celebrar a puerta cerrada por el coronavirus, por lo que la prioridad marcada por los dos clubes es que el duelo se disputara con su gente en la grada. El choque quedó retrasado sin nueva fecha debido a la amenaza de la pandemia y a expensas también de la agenda de la Casa Real. Todo parece indicar que será a finales de mayo, una vez acabada la Liga, cuando se juegue el derbi vasco más esperado de la historia. Hay que tener en cuenta que la final de la Champions tendrá lugar el sábado 30 de mayo, por lo que, en principio, y a falta de que se cumplan todos los requisitos, que no son pocos ya que el pico más grave del contagioso virus está previsto para el mes de junio, la fecha favorita es el 31 de mayo, sin descartar tampoco el 29 del mismo mes. Mucho más no podrán esperar, porque en junio, en teoría, debería comenzar la Eurocopa, en el caso de que finalmente pueda disputarse, puesto que a día de hoy no parece demasiado factible que se vaya a celebrar un evento que, por primera vez, iba a tener sedes en doce países.

Lo que no se puso en ningún momento sobre la mesa fue un posible cambio de escenario. La final vasca se jugará en La Cartuja, a pesar de que el 30 de mayo hay organizado un concierto de Extremoduro en el mismo estadio olímpico. Pese a los rumores que circularon ayer sobre un posible cambio de ciudad, Sevilla ha contratado para los próximos tres años acoger las finales de Copa y no se baraja ninguna otra alternativa.

almuerzo y reunión Los presidentes de las tres instituciones, Jokin Aperribay, de la Real; Aitor Elizegi, del Athletic, y; Luis Rubiales, del ente federativo, almorzaron ayer al mediodía para reunirse después a partir de las 17.00 horas en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. Todas las partes coincidieron en que el gran objetivo que van a tratar de mantener hasta el final es el que se pueda vivir una gran fiesta con las gradas de La Cartuja abarrotadas. Así se expresó Rubiales, quien declaró que "ha sido una primera toma de contacto muy positiva, porque en un momento de gran dificultad hemos consensuado que tenemos que intentar asegurar esta final con público en las gradas, con una Cartuja que esté a rebosar".

Este es el motivo por el que lo primero que han decidido ha sido "descartar" que se celebre el 18 de abril y la próxima semana van a acordar entre las partes "una fecha para que las dos aficiones puedan organizarse para que se celebre una fantástica final".

Jokin Aperribay incidió en que llevan mucho tiempo esperando un encuentro así como para que se dispute sin aficionados en las grada: "Es una final preciosa en nuestros más de 100 años de historia. Por primera vez nos vamos a enfrentar en una final de Copa y, además, creo que somos unas aficiones ejemplares. Lo primero es la salud pública y lo primero es garantizar a nuestras aficiones cómo van a participar. Son la pieza clave en esta final. Y hay que agradecer a la RFEF la disposición junto con los clubes para buscar la mejor solución".

Por último, Aitor Elizegi, también quiso lanzar un guion a su parroquia para confirmar que todas las gestiones que están llevando a cabo es para que puedan estar al lado del equipo en la gran final: "Prima colaborar con la situación que estamos viviendo. Nosotros necesitamos a nuestra afición para respirar y eso es lo que tenemos que poner por delante, y también su salud. Y por supuesto, las plantillas a las que representamos. Prima colaborar con la situación que estamos viviendo". Lo que también quedó una vez más confirmado es que las relaciones entre ambas directivas son muy buenas, algo que no sucedía en la etapa de Josu Urrutia.

Los dos clubes van a recibir 21.676 localidades y 37 entradas para personas con movilidad reducida (PMR) con su acompañante que gestionarán como quieran.

Las entradas

21.676

Es el número de entradas que tendrán tanto la Real como el Athletic. Además de estas, ambos clubes tienen derecho a 37 entradas para personas con movilidad reducida (PMR).

12.500

Es el número de localidades de las que dispondrá la Federación Española de Fútbol para sus compromisos.

"Nosotros necesitamos a nuestra afición para respirar y tenemos que poner por delante la salud"

aitor elizegi

Presidente del Athletic

"Tenemos que asegurar que haya público en las gradas, con una Cartuja que esté a rebosar"

luis rubiales

Presidente de la Federación Española de Fútbol

"Lo primero es la salud y garantizar a nuestras aficiones cómo van a participar, son clave en esta final"

jokin aperribay

Presidente de la Real

El encuentro entre las directivas de Real y Athletic volvió a confirmar que su relación es excelente, mucho mejor que con la de Urrutia