Tras la semana de pasión, derbi guipuzcoano

La Real afronta el duelo de mañana en Ipurua con el objetivo de volver a los puestos de Champions, y el Eibar, con la intención de alejarse del descenso

09.03.2020 | 00:49
Imanol da instrucciones en el partido que la Real disputó el sábado pasado en el Camp Nou. Foto: Efe

Donostia – Sin apenas tiempo para recuperarse de una apasionante semana que se ha saldado con la histórica clasificación para la final de Copa y con una derrota injusta por 1-0 en el Camp Nou –propiciada por el polémico penalti que señaló el árbitro–, donde tuvo la posibilidad de puntuar 25 años después gracias a su gran partido ante el Barcelona de Leo Messi, la Real afronta mañana el derbi guipuzcoano en Ipurua, a partir de las 20.00 horas, que fue aplazado el pasado 16 de febrero por la contaminación del aire de la zona tras el incendio del vertedero de Zaldibar.

Y, además del aliciente que supone el duelo territorial al enfrentarse los dos equipos de Primera División de Gipuzkoa, para el conjunto txuri-urdin el encuentro es crucial a nivel clasificatorio. Una victoria permitiría a los realistas recuperar su plaza de Champions, objetivo en el que se ha visto inmerso esta temporada por su magnífico bagaje en el campeonato doméstico. Con los tres puntos de Ipurua, la Real sumaría 46, los mismos que el Getafe, actualmente cuarto, al que superaría por el gol-average general –cualquier triunfo por la mínima posibilitaría que quedaran empatados en la diferencia de tantos, aunque los guipuzcoanos tendrían a su favor el siguiente requisito, que es el de goles a favor al tener ahora mismo seis más–. Por lo tanto, alcanzar la cuarta plaza es la principal motivación de la plantilla de Imanol Alguacil.

Un objetivo bien diferente al que persigue el Eibar, que en la última jornada ha visto peligrar sobremanera su situación clasificatoria al perder por 1-2 el sábado contra un adversario directo, el Mallorca, que el es el equipo que marca ahora mismo la barrera de las posiciones de descenso, con 25 puntos, dos menos que los que tiene en su haber en la actualidad la formación armera. De manera que el partido es vital para los de José Luis Mendilibar si no quieren optar a caer a los puestos fatídicos en la siguiente jornada, en la que visitan este mismo viernes, tres días después, al Real Madrid.

Primera sesión de Illarra Se da la circunstancia de que para este importante duelo en el que se ha convertido el derbi guipuzcoano de la máxima categoría ambos contendientes llegan con prácticamente todos sus futbolistas disponibles. En el caso de la Real, la única baja segura es la de Asier Illarramendi, lesionado de larga duración –no juega desde el derbi de San Mamés que tuvo lugar el 30 de agosto– que ayer, día en el que precisamente cumplió 30 años, completó su primera sesión con el grupo en una sesión vespertina a puerta cerrada en la que los titulares del sábado hicieron solo recuperación, mientras que Aritz Elustondo –sufrió una contusión en el empeine de su pie derecho en el partido de Anduva que le impidió viajar a Barcelona– es duda. Por su parte, Diego Llorente –tuvo que ser sustituido en el Camp Nou por precaución al llevar varias semanas inactivo por una dolencia muscular– parece que no tendrá problemas para poder jugar mañana.

De igual manera, el Eibar tampoco cuenta con problemas en una enfermería que durante esta campaña ha acumulado muchos efectivos. Mendilibar solo tiene la baja de Iván Ramis, que se perderá lo que resta de temporada tras someterse a una operación de rodilla el pasado 19 de febrero, además de la del sancionado Paulo Oliveira, que vio su quinta tarjeta amarilla.

Se prevén rotaciones Tanto en un bando como en el otro se prevén cambios para el envite guipuzcoano de Ipurua. Por parte de la Real, Imanol hizo seis cambios el sábado en el Camp Nou con respecto al once titular que puso en liza en el partido copero frente al Mirandés –Andoni Gorosabel, Diego Llorente, Ander Guevara, Portu, Alexander Isak y Ander Barrenetxea–. Por lo tanto, dos días más tarde, el técnico oriotarra volverá a realizar rotaciones mañana y alineará de inicio a jugadores como Mikel Oyarzabal, Joseba Zaldua o Igor Zubeldia, que se sentaron en el banquillo en el feudo blaugrana.

Por parte del Eibar, también es de esperar que Mendilibar haga cambios después de que haya tirado de la misma alineación, salvo dos jugadores, en las últimas dos jornadas. El sábado, en la derrota en casa contra el Mallorca, salieron de inicio Dmitrovic –que recuperó la titularidad tras ser baja frente al Levante–; Arbilla, Paulo Oliveira, Bigas, Cote; Pedro León, Cristóforo –suplió a Edu Expósito–, Pape Diop, Orellana; Charles y Sergi Enrich. El míster de Zaldibar debería recomponer la zaga para suplir al sancionado Paulo.

En cualquier caso, ambos entrenadores introducirán hombres de refresco en un enfrentamiento crucial en el que se presume que el aspecto físico cobrará relevancia.

Los datos de la Real

Bajas. Además de Illarramendi, que completó ayer su primera sesión con el grupo, y de Zurutuza, falto aún de ritmo, Imanol tiene la duda de Elustondo, que sufrió una contusión en el pie en Anduva.

Objetivo clasificatorio

3. Sevilla47 puntos

4. Getafe46

5. At.Madrid45

6. Real Sociedad43

7. Valencia42

8. Villarreal38

9. Granada38

Calendario inmediato

Eibar-RealMañana, 20.00

Real-OsasunaDomingo 15, 14.00

Alavés-RealSábado 21, 21.00

Real-R.Madrid4-5 abril

Real-Celta11-12 abril

Real-Athletic (final Copa)18 abril

Los datos del Eibar

Bajas. El lesionado Ramis y el sancionado Paulo Oliveira.

Objetivo clasificatorio

15. Valladolid29 puntos

16. Eibar27

17. Celta26

18. Mallorca25

19. Leganés23

20. Espanyol20

Calendario inmediato

Eibar-RealMañana, 20.00

R. Madrid-EibarViernes 13, 21.00

Eibar-AthleticSábado 21, 18.30

Getafe-Eibar4-5 abril

Eibar-Valencia11-12 abril