San Mamés y Santiago Bernabéu, dos claros ejemplos a seguir

la real se clasificó en bilbao y madrid para las finales de los 80

15.02.2020 | 06:20

donostia - Recurrir a la hemeroteca obliga, por un lado, a respetar la frialdad de las cifras. ¿Qué ha ocurrido cuando la Real ha ganado 2-1 en casa un partido de ida? Pero también permite acudir a precedentes equiparables en trascendencia al momento actual. En este sentido, la memoria invita claramente al optimismo, pues nos recuerda que los txuri-urdin tuvieron que forjar a domicilio buena parte de su participación en las finales coperas de 1987 y 1988.

El título de La Romareda fue posible gracias a unas semifinales en las que la Real apeó al Athletic. El primer partido de la eliminatoria, en Atocha, concluyó sin goles, y los de Toshack viajaron a San Mamés sin renta para pelear el billete. Lo obtuvieron (0-1) gracias a una diana de Bakero, protagonista igualmente en la antesala de la final un año después. Marcó en el 1-0 al Real Madrid en Donostia. También en la vuelta, en el recordado 0-4 de Chamartín. Tocará sufrir en Anduva. Pero nadie dijo que disputar una final resultara sencillo. Quienes así lo hicieron hace más de tres décadas tuvieron que ganárselo en escenarios muy complicados. - M.R.

las semifinales

La Real y el Athletic habían empatado sin goles en Atocha. Un gol de Bakero en San Mamés otorgó el billete (0-1) para la final de La Romareda.

Habían ganado los txuri-urdin en casa (1-0) y certificaron el billete a domicilio, en un duelo que ya salió a colación esta misma temporada, con motivo de la visita copera al Bernabéu.