“Será un partido especial”

El rival Merquelanz y Guridi, los jugadores de la Real cedidos en el Mirandés, HABLAN DE SUS SENSACIONES ANTES DEL PRIMER ASALTO DE LAS SEMIFINALES DE cOPA QUE TENDRÁ LUGAR EN aNOETA

12.02.2020 | 06:25
Merquelanz y Guridi, en una de las calles céntricas de Miranda de Ebro, donde viven en la actualidad.

Miranda de Ebro - La eliminatoria copera que puede llevar a la Real a una final 33 años después tiene, caprichos del destino, a dos jugadores como protagonistas en el bando contrario. Martín Merquelanz y Jon Guridi, cedidos por el club txuri-urdin desde el pasado verano en el Mirandés -en el mercado invernal también llegó Modibo Sagnan-, se enfrentarán a su equipo. La cita, por tanto, será muy emotiva para ambos.

"Es un partido muy especial y bonito para nosotros, pero no deja de ser una eliminatoria a vida o muerte y esta temporada nos toca defender la camiseta del Mirandés", reconoce Merquelanz, quien también añade que "es un partido especial porque nos vamos a enfrentar a compañeros con los que hace unos meses estábamos haciendo una pretemporada, con los que he pasado mucho tiempo jugando, y ahora van a ser rivales. Pero un deportista está preparado para este tipo de situaciones. No te puede vencer la presión o el ambiente en estos momentos".

En términos similares se expresó Guridi en la comparecencia conjunta que ofrecieron ayer en Miranda de Ebro: "Los amigos, la familia y la gente cercana, sobre todo, nos han pedido entradas... Es un partido muy bonito para nosotros y, como ha dicho Martín, esta vez tenemos que ir con el Mirandés". "Es mejor estar al margen de todos los mensajes, que te vuelven loco al final. Y estamos centrados para el partido del jueves", agregó.

El extremo irundarra, asimismo, admite que "me mido al club en el que he estado muchos años y me ha tratado muy bien. Se prevé que Anoeta esté lleno; yo he estado esta campaña en varios partidos y el ambiente es espectacular. Van a ir amigos y familiares, pero no creo que me afecte. Espero disfrutar del partido". Argumento parecido al esgrimido por su compañero: "El partido no me quita el sueño. Es un partido especial, pero en la Liga ya hemos jugado muchos encuentros y en la Copa también hemos llegado hasta aquí. Será especial en Anoeta delante de la familia y los amigos, pero saldremos a por todas para que pase el Mirandés".

Merquelanz, en cualquier caso, quiere disipar cualquier duda sobre la actitud que exhibirán ante la Real: "El que dude de nosotros nos está haciendo un flaco favor, porque nos estaríamos perjudicando a nosotros mismos. No veo ninguna ventaja en bajar el pistón o dejarnos un poco. Que nadie dude de nosotros porque no nos vamos a dejar llevar". Por su parte, el centrocampista azpeitiarra entiende que "en un partido no piensas si juegas contra amigos o no. Es un partido más y lo daremos todo con profesionalidad. Los dos lo vamos a dar todo. No hay dudas". "La Real tiene un gran equipo y el partido va a ser muy complicado, pero lo daremos todo", agregó.

El partido Los dos realistas teñidos este curso de rojillo saben la receta para poder clasificarse para la final. "La eliminatoria pasa por sacar un buen resultado en Anoeta para luego en Anduva poder culminar la hazaña. Los datos de los goles que hemos metido fuera de casa dicen que somos un equipo goleador a domicilio", explica Martín Merquelanz. "Me da igual ser el protagonista o no. Yo lo que quiero es que pase el Mirandés la eliminatoria. Somos un equipo y no por uno o por otro vamos a conseguir pasar. El trabajo de todos, incluidos los que participan menos, cuenta", insiste el irundarra. Y Jon Guridi admite que "es una eliminatoria a doble partido y será más complicado esta vez. Me hubiese gustado que la vuelta fuese en Anoeta porque te vas con el resultado de casa ya sabido. Pero tenemos que salir con la idea de ir a ganar y desde ahí puedes hacer un gran partido".

En relación al estilo de juego del conjunto guipuzcoano, el azpeitiarra realizó una profunda reflexión: "Tiene un equipazo, es increíble cómo juegan al fútbol. Será un partido complicado a la vez que especial. Llevamos muchos años allí, desde pequeños, y vamos a estrenar el nuevo Anoeta aunque juguemos con el Mirandés. El destino ha querido que sea así y lo daremos todo". "Su juego atrevido creo que nos viene bien para poder presionarles arriba, podemos aprovechar sus espacios aunque sabemos que el partido va a ser muy duro", precisa Guridi, quien, acerca de los fichajes de la Real, señala que "la gente que ha venido de fuera les ha subido mucho la calidad".

Casualmente, parte de la sesión de ayer, que tuvo lugar a puerta cerrada, el Mirandés la dedicó a analizar a la Real. "Hemos hecho una sesión de análisis. Es el segundo equipo de la Liga con más posesión de balón y tienen jugadores muy buenos y de alto nivel. Así lo han demostrado. Pero la eliminatoria es a doble partido y trataremos de sacar un buen resultado en Anoeta para en Anduva, delante de nuestra afición, intentar clasificarnos", indicó el mediocentro del Mirandés.

Su futuro Lógicamente, ninguno de ellos sabe a ciencia cierta cuál será su futuro, aunque en principio regresarán a Zubieta el próximo verano. "Haga lo que haga este jueves, no creo que la Real tome una decisión sobre mi futuro por un partido, me queda un año más de contrato con la Real, pero no me quita el sueño", afirma Merquelanz, quien deja la puerta abierta a todo: "Me queda una temporada más de contrato con la Real, pero el fútbol da muchas vueltas y no sabes dónde vas a acabar. A día de hoy es algo que no me preocupa en absoluto".

Su compañero tampoco lo tiene muy claro: "La idea es volver a Donostia, hacer la pretemporada y ya se verá lo que hay. Igual hay mucha gente en mis puesto y no tengo minutos o tendré que salir. Ya se verá".

Guridi, eso sí, aseguró que durante estos días no ha hablado con jugadores de la Real: "Desde que salió en el sorteo que nos enfrentábamos, yo no he hablado con ninguno. Antes, Zubeldia me felicitó el día del Villarreal. Y Guevara también. Será bonito volver a verles".

Sus armas En referencia a cómo plantea el Mirandés esta eliminatoria, el propio Guridi considera que el juego de la Real les conviene: "Sí, yo creo que nos viene bien. Nosotros solemos salir a presionar arriba para intentar robar el balón y salir a la contra". Además, conviene que "en el segundo partido jugaremos en casa y con la afición intentaremos que se sientan presionados". "Es un orgullo que los aficionados nos acompañen y que Anduva se llene cada semana. Y que vayan a Anoeta quiere decir mucho para el club en una semifinal de la Copa. Estamos muy agradecidos".

Merquelanz coincide en que la hinchada del cuadro burgalés será fundamental. Sin ir más lejos, ayer se agotaron en pocas horas las mil entradas que puso a la venta el Mirandés para Anoeta. "Se nos acaban los adjetivos para describir a la afición. No nos quedan palabras. En casa siempre han estado de nuestro lado. Y en Gijón el otro día no nos esperábamos tanta gente. Se nota mucho su apoyo".

Y sobre cómo les está afectando en la competición liguera el esfuerzo que están derrochando en la Copa, Guridi asevera que "anímicamente somos fuertes. Nuestro objetivo es permanecer en Segunda. Hemos jugado cinco partidos en la segunda vuelta y no hemos logrado ninguna victoria, pero a ver si podemos conseguir esos 50 puntos cuanto antes y olvidarnos de la permanencia".

Y si derrotaran a la Real y se clasificaran para la final, el futbolista de Urola Erdia tiene un rival preferido: "Ojalá sea contra el Athletic por la rivalidad que tiene con la Real y podamos ganarles". En todo caso, eso está aún por ver; el primer asalto será mañana en Anoeta. - N.G.