Mesa de Redacción

Antiguoko

25.07.2020 | 23:28
Antiguoko

Digamos, de entrada, que el Antiguoko tiene todo el derecho para decidir su propio destino, en su caso, su vínculo con el Athletic, la alternativa que, según entienden, mejor se amolda a su filosofía deportiva. Como se podía imaginar, la polémica estaba servida. Se han leído y oído cosas excesivas, desde el boicot hasta casi el destierro. Conviene enfriar la temperatura del debate. Pero más allá del forofismo que ha acompañado a la noticia como primera reacción, el asunto trae al primer plano la política deportiva que desde hace años funciona en Gipuzkoa y que, al contrario de lo que ocurre con otros asuntos de imposible conciliación en nuestro territorio, en este caso sí ha conseguido la adhesión y el consenso de todos los agentes implicados en beneficio de niños y niñas, que desarrollan su actividad física y deportiva en un esquema que potencia el multideporte y la participación igualitaria. Comunidad escolar, clubes deportivos y clubes profesionales, bajo el paraguas legal de las instituciones forales, sostienen un modelo cuyos resultados están a la vista de todos. La riqueza deportiva de Gipuzkoa no tiene parangón en relación a su población, sea deporte popular, aficionado o profesional. Este modelo de éxito contrastado a lo largo de las dos últimas décadas es un ejemplo para aplicar en otros ámbitos necesitados de acuerdos y consensos, más ahora que el virus tantas malas consecuencias nos va a dejar.

noticias de noticiasdegipuzkoa