Bravo por Iglesias, Lesmes y los bulos

10.09.2021 | 18:52
Carlos Lesmes antes de leer la cartilla a Sánchez.

Iglesias vuelve - Después de cuatro meses en barbecho, Pablo Iglesias ha reaparecido como opinador a destajo. Su vuelta ha sido celebrada con cohetes en Diestralandia. Vuelven a tener a su pimpapum favorito para dedicar lindezas como esta que firma en El Mundo Federico Jiménez Losantos: "Madrid se encomendó a Ayuso para salvarse de Iglesias y ahí yace. Ahora, rumia su rencor en un panfleto de Roures, invita al separatismo a alzarse contra las urnas, exhibe una pistola nazi con las siglas del PP y de Vox, para que los agredan como sus pirracas en Vallecas, y vuelve cobrando a la Ser que abandonó diciendo que le habían mandado balas en un sobre". Desde Vózpuli, y con varias cuentas pendientes con el vicepresidente, Jesús Cacho suelta su bofetada dialéctica: "Iglesias podrá seguir viviendo, y muy bien, engañando a quienes antaño le votaban, pero para la España culta y urbana no pasa de ser un simple impostor más. Un caradura. Un jeta dispuesto a seguir viviendo del cuento".

El Gran Lesmes - Gustó mucho también en el ultramonte la bronca que echó al Gobierno español el caduco y caducado Carlos Lesmes en la apertura del año judicial. "Lesmes alza la voz contra el acoso de Moncloa", titulaba El Mundo un editorial que contenía esta campanuda frase para la antología del ombliguismo patético: "Es el momento de abrirse a una reforma del sistema de elección de los jueces en el sentido despolitizador que El Mundo y la UE vienen demandando". Nada menos que la UE y El Mundo, jolín. En La Razón, después de quejarse amargamente de la tozudez que mantiene el bloqueo, el editorialista enseñaba la patita, o sea, la pataza: "El PP no debe ceder. Sin una Justicia realmente independiente, la democracia es un simulacro que encubre el despotismo". ¿De quién es la culpa del bloqueo, entonces?

La denuncia falsa - Claro que el gran motivo de celebración cavernaria esta semana ha sido la falsedad confesada de la denuncia de la agresión homófoba en Malasaña. Lo que acabó en bulo le ha servido a la prensa de orden para concluir que los ataques homófobos son casos aislados. Tal cual lo dice el editorial de El Mundo: "Hay que respetar los tiempos de las pesquisas policiales antes de convertir en categoría un caso aislado o dos". ¡Anda, un caso aislado o dos! Como los de corrupción del PP.

Sujétame el cubata


A saben que la mejor defensa es un buen ataque. ¿No hay asociaciones de víctimas del franquismo? Pues, hala, equilibremos la balanza. Eso debió pensar La Razón al dedicar una página completa para promocionar una entidad llamada Asociación Nacional Cultural e Histórica de Víctimas del Frente Popular. Para que no quepan dudas de su calaña, en el logotipo, que es un dibujito escolar de tercera, se lee: "Caídos por Dios y por España. ¡¡¡PRESENTES!!!". Lo de las mayúsculas y los tres signos de admiración es literal, como también los objetivos de la cosa: "Que las nuevas generaciones, intoxicadas con la memoria histórica falsa, parcial y sectaria, conozcan la verdad. Que la Guerra Civil fue inevitable. Que la buscó y promovió el Frente Popular". Asco.

noticias de noticiasdegipuzkoa