Juegos Olímpicos | Medalla de plata para Oyarzabal, Zubimendi y Merino tras caer ante Brasil

El combinado estatal pierde la final ante Brasil por 2-1 pese a la gran actuación del capitán txur-urdin, autor de un golazo para enmarcar y que hizo posible la prórroga

07.08.2021 | 16:10
Martin Zubimendi, Mikel Oyarzabal y Mikel Merino posan así de sonrientes con su medalla de plata.
 Mikel Oyarzabal, Mikel Merino y Martín Zubimendi se quedaron con la miel en los labios y se tuvieron que conformar con la medalla de plata después de la derrota sufrida por el combinado estatal ante Brasil en la final olímpica disputada ayer por la mañana. De esta manera, los tres jugadores de la Real igualan la hazaña conseguida en Amberes 1920 por Mariano Arrate, Juan Artola, Silverio Izagirre y Agustín Eizaguirre –este último se fue de la cita olímpica tras comprobar que no iba a jugar– que también se colgaron la medalla de plata. Los tres realistas soñaron con el oro gracias al g olazo de Mikel Oyarzabal, pero finalmente no resultó suficiente, y un tanto de Malcom en el minuto 109 de la prórroga truncó el sueño de los txuri-urdin. Mikel Lasa y David Billabona, por consiguiente, siguen siendo los únicos futbolistas formados en Zubieta que se alzaron con el oro. Fue en las Olimpiadas de Barcelona en 1992. El lateral ya había fichado por el Real Madrid, mientras que el centrocampista había hecho lo propio por el Athletic.
 
Los tres jugadores de la Real volvieron a salir de inicio, pero ninguno de ellos terminó el partido. Merino solo disputó los primeros 45 minutos. Oyarzabal aguantó 104', mientras que Zubimendi, 111'. 
 
A destacar, una vez más, el papel de Mikel Oyarzabal. El 10 de la Real nunca falla. Y no lo iba a hacer en la final de los Juegos Olímpicos. El futbolista txuri-urdin, santo y seña de esta selección, apareció en el momento más oportuno, cuando el combinado estatal más lo necesitaba. Y lo hizo a lo grande, con un golazo para enmarcar. Un buen centro de Carlos Soler desde la derecha fue empalado de una manera magistral por el txuri-urdin.  Era el empate a uno y España seguía soñando con la consecución de una medalla de oro que, finalmente, fue de plata.
 
Oyarzabal, Merino y Zubimendi ponen así el punto final a una temporada interminable en lo que a minutos se refiere y que finaliza con la consecución de una presea que pone la guinda al pastel a una campaña para el recuerdo tras la consecución del título de Copa del Rey y de ese quinto puesto liguero que coloca de nuevo a la Real en el panorama internacional. Ahora llega una medalla de plata, que bien pudo ser de oro
 
Si alguien se había empeñado en que así fuera ha sido el capitán de la Real. Oyarzabal se marcha del torneo olímpico con tres goles y con la sensación, a pesar de las críticas recibidas, de ser el futbolista más incisivo en el cuadro dirigido por Luis de la Fuente –para el Chapi Ferrer, el MVP–. Ha sido titular en los seis partidos que ha jugado España, siendo decisivo en la mayoría de ellos. Un gol suyo frente a Australia certificó, casi de manera matemática, el pase a los cuartos de final del torneo. Otro gol suyo, esta vez desde el punto de penalti, abrió el camino para España a las semifinales ante Costa de Marfil. Y ayer, con Brasil como rival, ya en la final, ejerció de líder otra vez con un golazo para enmarcar. Se tiró al suelo para rematar a la perfección el envío de Soler desde la derecha. Se levantó muy rápido, quedándose de pie, como diciendo: "Aquí estoy yo", mientras recibía la felicitación de todos sus compañeros. No se inmutó ni tras el abrazo de Pedri, que casi le deja sin aliento.
 
Un maratón de 64 partidos El de Eibar termina también su particular maratón de partidos  que comenzó el pasado 15 de agosto y que terminó en la mañana de ayer. En total 64 encuentros a sus espaldas, en los que a punto ha estado de superar los 4.300 minutos. Casi nada. Y de no ser por una lesión muscular sufrida durante la pasada temporada, este número hubiera sido incluso mayor. Con su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio, Mikel Oyarzabal ha tomado parte en ocho competiciones distintas ( Liga, Copa, Supercopa, Europa League, Nations League, Eurocopa, fase de clasificación para el Mundial y la Olimpiada de Tokio), a los que habría que añadir los amistosos con la selección.
 
Pero no ha sido solo Mikel Oyarzabal el único jugador de la Real que ha sobresalido en estos Juegos Olímpicos. Martín Zubimedi y Mikel Merino también han sido imprescindibles para el seleccionador olímpico. Incluso el navarro también puede presumir de marcar un gol en unos Juegos Olímpicos. Fue en el empate a uno ante Argentina. Merino, después de tres meses en el dique seco por culpa de la fractura en una vértebra, se recuperó a tiempo para la cita olímpica y, salvo en uno, en el que se quedó sin convocar, ha sido titular en cinco de los seis partidos que ha disputado la selección, formando en el centro del campo con su compañero Martín Zubimendi, que se quedó fuera en el debut, pero que luego no se ha perdido ninguno de los otros cinco compromisos, siendo la referencia en el medio del campo. 

Los tres jugadores de la Real Sociedad volvieron a salir de inicio, pero ninguno de ellos terminó el partido. Destacar, una vez más, el papel de Mikel Oyarzabal, que nunca falla. Y no lo iba a hacer en la final de los Juegos Olímpicos. El futbolista de la Real, santo y seña de esta selección, apareció en el momento más oportuno, cuando el combinado estatal más lo necesitaba. Y lo hizo a lo grande, con un golazo para enmarcar. Un buen centro de Carlos Soler desde la derecha fue empalado de una manera magistral por el txuri-urdin. Era el empate a uno y España seguía soñando con la consecución de una medalla de oro que, finalmente, fue de plata. Un gol de Malcom en el minuto 109 de la prórroga sirvió para que Brasil ganara la final y se hiciera con la medalla de oro. 


FICHA TÉCNICA:
Brasil: Santos, Dani Alves, Nino, Diego Carlos, Arana, Bruno Guimaraes, Douglas Luiz, Antony (Menino, min. 111), Claudinho (Reinier, min. 106), Richarlison (Paulinho, min. 113) y Matheus Cunha (Malcom. Min. 90)
España: Unai Simón, Cucurella (Vallejo, min. 91), Pau Torres, Eric García, Óscar Gil (Miranda, min. 91), Zubimendi (Moncayola, min. 111), Merino (Carlos Soler, min. 46), Pedri, Olmo, Asensio (Bryan Gil, min. 46) y Oyarzabal (Rafa Mir, min. 104)
Goles: 1-0, min. 47: Matheus Cunha; 1-1, min. 61: Mikel Oyarzabal;2-1, min. 109: Malcom
Árbitro: Chris Beath. Amarillas para los brasileños Arana, Richarlison, Cunha y Douglas Luiz y españoles Eric García y Bryan Gil

noticias de noticiasdegipuzkoa