Los txuri-urdin

Merino, Zubimendi y Oyarzabal, en cuartos

fútbol El combinado estatal empató ante Argentina gracias a un gol del navarro y con los tres realistas titulares, y se medirá a Costa de Marfil

29.07.2021 | 00:34
Mikel Merino corre hacia Dani Olmo, que le dio la asistencia, en la celebración de su gol ayer ante Argentina. Foto: Efe

España1

Argentina1

ESPAÑA Unai Simón; Óscar Gil (Moncayola, m.87), Eric García, Pau Torres, Cucurella; Zubimendi, Mikel Merino (Vallejo, m.87); Asensio, Pedri (Carlos Soler, m.73), Olmo (Bryan Gil, m.85); Oyarzabal (Rafa Mir, m.73).

ARGENTINA Ledesma, Herrera, Pérez, Medina, Bravo (Mosevich, m.83); Vera (Colombato, m.55), Belmonte; Urzi, Mac Allister (Payero, m.55), Barco (de la Vega, m.46); Gaich.

Goles 1-0, min. 65: Merino; 1-1, min. 87: Belmonte.

Árbitro Ismail Elfath (Estados Unidos) amonestó a Óscar Gil (m.83) en España y a Nehuén Pérez (m.9), Colombato, (m.57), Payero (m.60), Bravo (m.81) y Mosevich (m.92) en Argentina.

Estadio Saitama.

Donostia – El peso de la Real Sociedad sigue siendo muy importante en la selección olímpica de fútbol. Frente a Australia un solitario gol de Mikel Oyarzabal puso muy de cara la clasificación de España para la eliminatoria de cuartos. Y ayer, otro gol de un jugador del equipo blanquiazul, en esta ocasión Merino, certificó el paso del combinado estatal a la siguiente fase, donde espera Costa de Marfil.

Por primera vez en lo que se lleva disputado de Juegos Olímpicos los tres jugadores de la Real, Zubimendi, Merino y Oyarzabal, salieron de inicio. Y la actuación de los tres resultó otra vez fundamental para explicar la clasificación de España para la siguiente fase. Oyarzabal, como sucediera frente a Australia, resultó el futbolista más incisivo. Disfrutó de numerosas ocasiones de gol, sobre todo en la primera mitad, pero no estuvo acertado. En cambio, el que sí lo estuvo fue su compañero Mikel Merino, autor del único tanto del equipo entrenado por Luis de la Fuente. Zubimendi, por su parte, repitió titularidad y todo el juego de la selección pasó por sus pies.

El brazalete de capitán volvió a lucirlo un futbolista de la Real. En esta ocasión fue Mikel Merino el que lo portó. El navarro regresó al once después de quedarse sin convocar frente a Australia y su aportación resultó decisiva gracias al gol que marcó al inicio de la segunda parte.

Zubimendi y Oyarzabal sufrieron la dureza de los argentinos. Muy pronto, en el minuto 9, el centrocampista recibió una entrada a destiempo de Nahuén Pérez que terminó con el donostiarra volando por los aires. Hubo suerte y el jugador txuri- urdin pudo continuar. Más tarde le tocó el turno a Oyarzabal, en otra entrada a destiempo en la que el eibartarra fue golpeado a la altura del gemelo cuando ya se había desprendido del balón. No fue la única acción en la que sufrió la dureza de los jugadores de la albiceleste. Merino fue el que sacó la cara por sus compañeros, convirtiéndose en el encargado de cortar el juego argentino con pequeñas faltas, hasta el punto de que el colegiado llegó a advertirle verbalmente.

En el plano ofensivo, Oyarzabal tuvo las mejores ocasiones. Una primera en un mano a mano con Ledesma que resolvió con una vaselina que se le fue arriba y que luego el árbitro anuló por fuera de juego, y un remate en carrera, con la derecha, a pase de Cucurella, y que también se le fue arriba. Incluso se atrevió Zubimendi, pero su disparo se marchó muy desviado.

Al poco de iniciarse la segunda mitad, Oyarzabal, con una excelente maniobra dentro del área, puso el gol en bandeja a Dani Olmo, pero este remató fuera. Fue su penúltimo servicio a la causa. En el minuto 65, Merino puso el 1-0 en el electrónico a pase de Dani Olmo en una jugada iniciada por Oyarzabal. Siete minutos más tarde, el eibartarra fue sustituido por Rafa Mir.

En el minuto 85, Zubimendi estuvo a punto de marcar en propia meta. Lo evitó Simón, que en el posterior saque de esquina no pudo detener el cabezazo de Belmonte (1-1). Merino fue sustituido por otro navarro como Moncayola en el minuto 87. El pase a cuartos era un hecho. Ahora toca Costa de Marfil.

modibo sagnan, para casa El otro realista inmerso en los Juegos Olímpicos se vuelve para casa. La Francia de Modibo Sagnan cayó con estrépito ante la Japón de Kubo (4-0) y quedó eliminada. El central galo de la Real Sociedad fue suplente, saltando al campo a falta de 28 minutos para el final.

"Sabíamos que iba a ser un partido difícil y estoy muy contento por haber ayudado

al equipo"

mikel merino

Jugador de la Real

noticias de noticiasdegipuzkoa