Ebro Etxea queda fuera del catálogo arquitectónico de Zarautz

La propuesta se ha aprobado con los votos de EAJ-PNV y en el resto de grupos hay opiniones contrapuestas

05.11.2020 | 01:01
Ebro Etxea se sitúa en la calle Zumalakarregi. Foto: A.Z.

zarautz – El Ayuntamiento de Zarautz decidió,en el Pleno ordinario celebrado el pasado jueves, modificar el catálogo del patrimonio histórico-arquitectónico de plan general de ordenación urbana del municipio, para excluir del mismo a Ebro Etxea. La propuesta se aprobó con votos a favor de EAJ-PNV. El PSE-EE, socio de gobierno, se abstuvo, y los grupos EH Bildu y Podemos-Equo Berdeak votaron en contra.

En julio de este año, el Ayuntamiento de Zarautz encargó al arquitecto y profesor de la UPV/EHU Iñigo Peñalba un estudio sobre el valor patrimonial del edificio. Según este informe, Ebro Etxea "no cuenta con un valor ambiental" que justifique su protección. Por ello, de acuerdo con el experto, se inició un expediente para la aprobación inicial de la retirada de Ebro Etxea del catálogo arquitectónico.

El alcalde de la localidad, Xabier Txurruka, recordó que el edificio fue construido en el año 1940 y se erigió como colonia de veraneo para empleados de Ebro Compañía de Azúcares y Alcoholes. El inmueble fue adquirido por el Consistorio en el año 1988, y ese mismo año fue catalogado. Explicó que las razones dadas en aquel entonces "son realmente débiles". El documento señala que se trata de un inmueble de "grandes dimensiones construido con materiales pobres a principios de siglo".

En este sentido, quiso dejar claro que el grupo municipal trabaja constantemente para "mejorar los equipamientos históricos" de la villa y puso como ejemplo el Torreón o el Modelo aretoa.

En cuanto al caso concreto de Ebro Etxea, los jeltzales consideraron en su día "necesario" pedir a un experto un estudio detallado de su valor patrimonial, antes de tomar cualquier decisión sobre el futuro del edificio, y "así hemos hecho", detalló el alcalde.

En los partidos de la oposición, sin embargo, hubo opiniones contrapuestas.

La representante de Podemos-Equo Berdeak, Oihane Delgado, fue la primera en intervenir. En su opinión, después de descatalogar el edificio, "acabaremos viendo como se construyen viviendas libres en esa parcela. Sobre todo teniendo en cuenta lo cerca que está ese terreno de la playa, y si es así seguramente el precio que tengan no será asequible para todo el mundo", manifestó.

La concejala de PSE-EE, Gloria Vázquez argumentó que "sin duda" hay razones para preservar este "edificio emblemático", aunque también es cierto que siendo "un bloque sin valor arquitectónico" y teniendo en cuenta que el Ayuntamiento de Zarautz debería realizar una importante inversión para rehabilitarlo, si se quiere mantener en el catálogo, hay unas opiniones a favor y otras en contra.

Itziar Murua (EH Bildu), también criticó la decisión tomada desde el equipo de Gobierno de Xabier Txurruka. Insistió en que es necesario realizar un análisis "más allá del estudio arquitectónico", dado que hay dos informes que se oponen entre sí. Para EH Bildu, Ebro Etxea también es "un ejemplo elocuente de la evolución del turismo en Zarautz". Lo cierto es que quedan "muy pocas construcciones" de esa época en la localidad, por lo que es "suficiente motivo para su conservación".

El Consistorio, con votos de EAJ-PNV, aprobó la propuesta inicial de descatalogar este edificio. El expediente se hará público en un plazo de 30 días, y se solicitarán informes al Departamento de Cultura de la Diputación Foral y al Consejo Vasco de Cultura del Gobierno Vasco.