Olentzero y Mari Domingi, en Agirre-Etxeberri el día 24

De 11.00 a 13.00 horas estarán en el porche trasero de la escuela de música, donde recogerán las cartas de los niños

18.12.2020 | 01:33

legazpi – Debido al COVID-19, la Navidad de este año va a ser diferente. No se van a poder celebrar las habituales rondas de Olentzero y Mari Domingi, pero en la mayoría de los pueblos van a poder disfrutar de ellos. Es el caso de Legazpi y Urretxu, donde los niños no les van a echar en falta. Olen-tzero y Mari Domingi visitarán Urretxu el lunes que viene y Legazpi el día 24. La noche del 24 al 25 visitarán todas las casas para dejar regalos, por supuesto.

Olentzero y Mari Domingi ya lo han preparado todo para poder estar cerca de todos los legazpiarras. Visitarán esta localidad de Urola Garaia el día 24 de diciembre: desde las 11.00 hasta las 13.00 horas estarán en el porche trasero de la casa Agirre-Etxeberri (el que da a la calle Santikutz). Los dos personajes navideños mantendrán las necesarias distancias de seguridad para evitar el contagio por COVID-19.

Como novedad, este año se han colocado dos buzones para recoger las cartas de los niños legazpiarras. Uno está situado en Kale Nagusia y el otro en Laubide. Estos buzones también estarán en Agirre-Etxeberri el día 24.

Distancias Olentzero y Mari Domingi recuerdan a los niños de Legazpi que este año toca contacto visual y saludos y fotos desde la distancia. Será una nueva forma de relacionarse, por el bien de todos.

También tienen un mensaje para los padres y los abuelos, porque su colaboración será esencial para que todos los niños puedan saludarles un año más. Es primordial para combatir al COVID-19 respetar todas las medidas de seguridad: evitar aglomeraciones, mantener la distancia física y usar la mascarilla.

Tal y como se ha indicado, Olen-tzero también acudirá a Urretxu. La visita será el lunes que viene. De 17.00 a 19.00 horas estará en el portalón del ayuntamiento, donde recogerá las cartas de los niños. Vendrá a Urretxu invitado por la biblioteca municipal y solo podrán participar los niños que han pasado por la biblioteca a recoger la invitación. Sobra decir que en Urretxu también habrá que respetar las medidas de seguridad.

Los niños no podrán abrazar al carbonero, pero pueden estar tranquilos: Olentzero y Mari Domingi prometen que el coronavirus no les va a impedir dejar regalos en todas las casas. Trabajarán con guantes y mascarillas y cuentan con permisos para moverse libremente por toda Euskal Herria.