Las obras para la mejora de la GI-631 entre Azkoitia y Urretxu arrancarán “en abril o mayo”

El Consejo de Gobierno de la Diputación foral aprobará “la próxima semana” sacar a licitación la primera fase del proyecto

06.12.2020 | 01:39
Zubizarreta, Oiarbide y Alkorta, junto a la rotonda de Munategi. Foto: N.G.

Azkoitia – La diputada de Infraestructuras Viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Aintzane Oiarbide, aprovechó la visita a Urola Erdia que realizó el pasado viernes con el objetivo de comprobar el resultado de la nueva rotonda de Munategi (entre Azkoitia y Azpeitia) para anunciar que el Consejo de Gobierno de la entidad territorial aprobará "la próxima semana" sacar a licitación las esperadas obras de mejora de la carretera GI-631, que enlaza las localidades de Azkoitia y Urretxu.

De esa forma, la Diputación Foral de Gipuzkoa pondrá en marcha la tramitación necesaria para poder adjudicar y poner en marcha unos trabajos que, según las previsiones, "arrancarán en abril o mayo del año que viene".

Reivindicado desde hace más de una década por la ciudadanía del Urola, el esperado proyecto para la renovación de la carretera GI-631 supondrá una inversión aproximada de 45,5 millones de euros y se ejecutará a lo largo de tres fases bien diferenciadas.

La primera de ellas (cuenta con un presupuesto de 9,3 millones de euros) será la que se pondrá en marcha antes del próximo verano y se espera que esté lista "para el otoño de 2022"; toda vez que el plazo de ejecución es de 14 meses y medio.

Las obras de esa fase inicial se acometerán "en la parte central de la vía de 13 kilómetros" y sobre un tramo aproximado de 3,5 kilómetros "entre Aizpurutxo y Urretxu".

En cuanto a las características de la intervención, cabe destacar que se contempla "la adecuación de un nuevo vial (de aproximadamente 1,5 kilómetros) para posibilitar la realización de adelantamientos y suavizar varias curvas".

Una vez que se acometan esos trabajos, la Diputación territorial abordará las dos fases restantes del proyecto para mejorar las condiciones de circulación y la seguridad de la carretera GI-631, que cada día es utilizada por más de 3.000 conductores "tanto para ir al hospital de referencia de Zumarraga como para conectar con la rotonda de alta capacidad de Gipuzkoa".

Rotonda de Munategi Acompañada por el alcalde de Azkoitia, Javier Zubizarreta, y su homóloga azpeitiarra, Nagore Alkorta, la diputada de Infraestructuras Viarias visitó el viernes la nueva rotonda de Munategi, cuyas obras de construcción comenzaron a finales del pasado mes de julio y han supuesto una inversión de 411.268 euros.

Construida con el doble objetivo de mejorar la seguridad de vehículos y peatones y de solucionar los conflictos que se generaban en la antigua intersección que servía de acceso al polígono industrial Basarte, la nueva rotonda de Munategi (se ubica en la carretera GI-638 que conecta Azkoitia y Azpeitia) tiene un diámetro de 42 metros, un anillo de 6 metros de ancho y tres ramales (hacia Azpeitia, azkoitia y el polígono Basarte).

Además, la intervención ejecutada ha incluido la mejora de la iluminación del entorno y el acondicionamiento de dos paradas de autobús y de un paso protegido para cruzar la carretera con seguridad".