Azkoitia congela el IBI y las tasas por prestaciones sociales

El resto de las tasas e impuestos municipales se incrementarán en 2021 un 1,2%, equivalente al IPC

02.10.2020 | 01:13
La corporación durante el Pleno del miércoles, en el que aprobó las ordenanzas fiscales para 2021. Foto: N.G.

Azkoitia – La corporación de Azkoitia aprobó en el Pleno del miércoles las nuevas ordenanzas fiscales para el próximo año, que salieron adelante con el voto favorable de los ediles del PNV, la abstención de los representantes de EH Bildu y del PSE y el rechazo del concejal de Azkoitia Bai.

En cualquier caso, las nuevas ordenanzas fiscales para 2021 contemplan mantener sin cambios el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y las tasas que se cobran por las prestaciones sociales; mientras que el resto de las tasas e impuestos municipales sufrirán un incremento del 1,2%.

Según explica la concejala de Hacienda Ana Azkoitia "está siendo un año de gastos imprevistos y recortes para las instituciones que, al igual que muchas familias, se han visto afectadas directa o indirectamente por la pandemia". Por ello, prosiguió, "hemos buscado un equilibrio porque sin ingresos no es posible sostener los servicios públicos que tenemos".

Azkoitia recordó que la crisis del COVID-19 ha implicado "una reducción de la ayuda del Fondo Foral que reciben los ayuntamientos" y subrayó que, a pesar de ello, el Gobierno municipal ha apostado por "congelar la contribución y las tasas por la prestación de servicios sociales, esto es, las tasas vigentes por la ayuda a domicilio, por el uso de los apartamentos tutelados y por las ayudas técnicas que faciliten la movilidad y la autonomía de las personas mayores, dependientes o que sufren una discapacidad".

Para el resto de tasas e impuestos los responsables municipales han decidido aplicar un incremento del 1,2% "igual que el IPC correspondiente al año 2019 de Euskadi".

Asimismo, el Pleno del miércoles aprobó las tarifas de Elkargunea para 2021, que también subirán un 1,2%. Esa decisión, que salió adelante con el apoyo del PNV, la abstención del PSE y el rechazo de EH Bildu y Azkoitia Bai, incluye la creación de una tasa nueva que permitirá a las personas usuarias que no sean socias comprar una entrada de medio día (mañana o tarde). Esa tasa "está pensada sobre todo para hacer uso de las piscinas descubiertas, en caso de tener que cerrar al mediodía como ha sucedido este verano para su desinfección".