Música, tamborrada y bingo- pote de la mano de Ordiziarrock

La semana pasada comenzaron con las actividades; y hoy a las 18.00 iniciarán el bingo-pote

25.03.2020 | 01:50
El pasado viernes Urko Ruiz de Apodaka, de Ordiziarock, poniendo las canciones que les pedían. Foto: N.G.

ordizia – Ordiziarock, envuelve dentro de si un montón de actividades relacionados con la cultura y la música. Ahora que las agendas están paradas, ellos han decidido continuar animando a las y los ordiziarras que están en cuarentena en sus casas sin poder salir.

El viernes comenzaron con la iniciativa. Gracias a los equipos con los que cuentan, tirando de imaginación y con muchas ganas se coordinaron varios miembros para ambientar cuatro barrios. Lo hicieron pensando en las y los más pequeños de casa y también animaron a la ciudadanía a disfrazarse, lo que obtuvo muy buena respuesta. El lunes por la tarde, en cambio, fue el turno de la tamborrada. En las fiestas Santa Ana de Ordizia, que se celebran en julio, una de las actividades más emotivas y que más cariño tienen las y los ordiziarras es la tamborrada. Así, pusieron la marcha de Ordizia por los altavoces y los vecindarios se sumaron a la canción sacando el tambor y tocando al ritmo de la misma.

"Todas estas iniciativas las enmarcamos dentro de Ordiziarock y lo haremos conjuntamente gracias a los equipos que tenemos repartidos por la localidad. Para el pueblo, desde el pueblo", recalca Urko Ruiz de Apodaka, miembro del grupo.

Hoy innovarán con otra propuesta: el bingo pote. En la mayoría de localidades goierritarras el pintxo-pote se celebra los jueves, pero en Ordizia se hace siempre los miércoles. Así, aprovechando que no se puede salir de casa, proponen que jueguen todos al bingo. Serán ellos quienes canten los números, a lo que en voz alta habrá que responder si se tiene ese número o no. Una preciosa manera para que el confinamiento sea más ameno y para que distintos sectores y personas de distintas edades puedan entretenerse. Con lo que suelen montar para Ordiziarock, el ambiente y el buen rollo están asegurados en Ordizia.