El Ayuntamiento de Donostia suspende el plan que permite un hotel en el solar del convento María Inmaculada

El anuncio de las religiosas de cerrar el colegio de FP a fin de curso pone en entredicho el proyecto, que contempla nuevas dependencias para el centro educativo

28.04.2021 | 21:38
Fachada de el colegio Maria Inmaculada, el convento y la iglesia de San Pío X

El estudio de detalle para la transformación del solar de Ategorrieta con un hotel, comercios, parking y restauración no recibirá luz verde este jueves en el Pleno, tras ser retirado del debate por el anunciado cierre del centro de Formación Profesional

El Ayuntamiento de Donostia ha suspendido los planes para que el solar de María Inmaculada, en la avenida de Ategorrieta, pueda acoger un hotel de cuatro estrellas. El anuncio de la congregación religiosa de cerrar a fin de curso el centro educativo ha provocado que se paralice la iniciativa y que la aprobación definitiva del estudio de detalle para autorizar los cambios urbanísticos sea eliminada del orden del día del Pleno de este jueves.

El documento urbanístico preveía la construcción de dos nuevas edificaciones en el patio del convento (situado entre la avenida de Ategorrieta y las calles José María Soroa y Marino Tabuyo), en las que se contemplan usos hoteleros, comerciales, de restauración y, según estaba previsto, también educativos. El plan consistía en que el colegio de Formación Profesional de las religiosas, popularmente conocido como el Servicio Doméstico, se pudiera trasladar a una nueva de las nuevas construcciones, junto a la calle Marino Tabuyo. En el edificio de cinco plantas proyectado en José María Soroa, por su parte, nacería el hotel.

El pasado 20 de abril, al día siguiente de que el documento urbanístico recibiese luz verde de la mayoría municipal, solo con los votos del Gobierno municipal PNV-PSE, la congregación de Religiosas de María Inmaculada anunció públicamente su intención de cerrar el colegio a fin de curso. "Esa no era la premisa con la que se estaba trabajando el estudio de detalle", aseguraron ayer fuentes del Gobierno municipal, que destacaron su "sorpresa" ante la maniobra de la orden religiosa.

Por el momento, pues, la transformación del solar para acoger un hotel y otro tipo de usos, queda paralizada, ya que el Gobierno municipal considera que no se cumplen las condiciones con las que ha trabajado durante años para la elaboración de un estudio de detalle que permita completar la parcela. La suspensión de la aprobación definitiva del estudio cuadra con las reclamaciones que han llevado a cabo en los últimos tiempos grupos de la oposición, como EH Bildu, que votó en contra del documento, y Elkarrekin Donostia, que se abstuvo aunque criticó la transformación del solar con el objetivo contar con un hotel. El PP también se abstuvo.

En la última comisión de Urbanismo, la concejala del área, Nekane Arzallus, recalcó que el proyecto contaba con todos los permisos favorables, por lo que no era fácil rechazar su aprobación. Sin embargo, la supresión del centro de estudios, con 175 alumnos y una docena de trabajadores, ha cambiado la situación.

El convento de las religiosas de María Inmaculada, un edificio de estilo neogótico, con fachada a la avenida de Ategorrieta, está vacío desde 2013, tras la marcha de las últimas monjas. La iglesia del complejo, denominada de San Pío X, dejó de usarse el verano pasado, al igual que la de Mariaren Bihotza. El colegio de Formación Profesional, por su parte, imparte actividades domésticas, auxiliar de enfermería, comercio y otras materias.

Tras anunciar el próximo cierre del colegio, las religiosas de María Inmaculada Provincia España señalaron "su desolación" por "haberse visto abocadas al cierre de un centro educativo especialmente significativo" para ellas, al que están "estrechamente unidas desde su creación hace más de un siglo".

La congregación, además, calificó de "muy dolorosa" la decisión y aseguró que un estudio independiente había ratificado la "inviabilidad" del centro. El descenso progresivo del número de alumnos, la tendencia a que siga bajando, y lo "poco funcional" del edificio son algunos de los argumentos que expusieron las religiosas, sin tener en cuenta que un inmueble moderno para colegio formaba parte del plan. 

noticias de noticiasdegipuzkoa