Donostia pide a la UE 1.036 millones para desarrollar 78 proyectos

Entre las actuaciones previstas se encuentran la peatonalización del paseo de La Concha o la electrificación del transporte público

19.11.2020 | 15:11
Eneko Goia, y Marisol Garmendia han dado a conocer los proyectos que el Consistorio presentará para la obtención de Fondos Europeos.

DONOSTIA - Donostia solicitará a la Unión Europea un total de 1.036 millones de euros para la realización de 78 proyectos cuyo desarrollo supondría la creación de 7.582 empleos en la ciudad y que incluyen actuaciones como la peatonalización del paseo de La Concha o la electrificación del transporte público.

El alcalde donostiarra, Eneko Goia, y la concejala de Desarrollo Económico y Empleo, Marisol Garmendia, han dado a conocer este jueves en una rueda de prensa las propuestas presentadas por el Ayuntamiento para obtener financiación a través de los fondos de recuperación europeos Next Generation.

Goia ha destacado el esfuerzo realizado para sintetizar aquellos proyectos en los que trabaja no ya el propio consistorio sino el conjunto de la ciudad a través de diversas instituciones y agentes públicos y privados.

Ha advertido de que los fondos europeos "no van a ser un maná llovido del cielo sino que habrá que ganárselos a través del trabajo y la cooperación público y privada".

Ha augurado que "la pugna por acceder a estos fondos va a ser dura y que seguramente no colmará las expectativas de casi nadie", pero ha destacado al mismo tiempo que "Donostia cuenta con proyectos muy alienados con las directrices europeas" y que cumplen con los plazos de ejecución establecidos, entre 2021 y 2026.

Goia ha subrayado que el listado de proyectos, que continúa "abierto", será remitido al Gobierno Vasco, encargado de coordinar las acciones susceptibles de ser financiadas con estos fondos.

Marisol Garmendia ha precisado que los 78 proyectos, que la oposición puede "enriquecer" con sus propuestas, se engloban en cinco áreas en las que se recogen también proyectos que el Gobierno Vasco y la Diputación de Gipuzkoa desarrollan en la ciudad.

El primer apartado se dedica a las infraestructuras urbanas e incluye actuaciones por valor de 276,3 millones, entre ellas, la peatonalización de espacios como los paseos de La Concha y Eduardo Chillida, así como la ejecución de la estación-intercambiador de Riberas de Loiola o la rehabilitación integral del Palacio Miramar.

El segundo se centra en la movilidad sostenible y engloba planes por importe de 223,4 millones, que apuestan por recuperar espacios para el uso de peatones y ciclistas, desarrollar el autobús eléctrico inteligente o impulsar la electrificación del transporte público. También se incluye el polo Mubil desarrollado por la Diputación.

El tercer área plantea una inversión de 188,2 millones para potenciar la transición tecnológica y digital, con iniciativas como el Talent House 2, el proyecto La Fabrika desarrollado por Adegi o la creación de un centro de formación clínica de Biodonostia.

La transición energética protagoniza el cuarto bloque de propuestas con las que Donostia entra en la pugna de los fondos europeos con planes concretos que, en este caso, suman 181,8 millones para la rehabilitación energética en barrios, polígonos y edificios.

El quinto y último apartado recoge la apuesta donostiarra por la transición ecológico-medioambiental con especial atención al cambio climático y la alimentación sostenible con iniciativas que ascienden a 166,9 millones de euros.

Goia y Garmendia han estimado que el desarrollo de estos 78 proyectos supondría la creación de 7.582 empleos en la ciudad, así como una reducción de emisiones de 50 millones de toneladas de CO2.