bertan

El PNV reclama en el Senado el trasvase de los cuarteles

Uribe-Etxebarria señala que las instalaciones de Loiola son hoy un “anacronismo”

28.10.2020 | 00:18

donostia – El senador de EAJ-PNV Luke Uribe-Etxebarria reiteró ayer en la Cámara Alta de Madrid su demanda para que el Ayuntamiento de Donostia se haga con los terrenos de los cuarteles de Loiola. "Las instalaciones están infrautilizadas y, sin embargo, son un enclave fundamental para el desarrollo urbano, económico y social", subrayó en su petición, en la que añadió que ha llegado el momento de que "unos cuarteles obsoletos den paso a un desarrollo residencial en el marco de un proyecto urbano de regeneración de la vega del Urumea".

El senador de EAJ-PNV recordó que "los cuarteles están enclavados en un entorno completamente urbano" por lo que "esos terrenos deberían ser destinados a un proyecto de alto contenido social como el que tiene el Ayuntamiento, poniéndolos, así, al servicio de la ciudadanía donostiarra, mediante un proyecto urbano de futuro, de carácter mixto, con áreas residenciales y de esparcimiento y actividad económica orientadas, especialmente, a los jóvenes".

En el transcurso de un debate en la Comisión de Defensa del Senado, Uribe-Etxebarria añadió que "los cuarteles de Loiola son un anacronismo y sus instalaciones en Donostia no se corresponden con las necesidades estratégicas de la defensa europea, ni con los nuevos tipos de amenazas existentes en pleno siglo XXI, ni con las necesidades de la ciudad de Donostia".

racionalizar Asimismo, recalcó que "la mili acabó hace ya 20 años y hoy de lo que se habla es de racionalizar efectivos y de desarrollar la tecnología, así como de las amenazas híbridas, de las bioguerras y de las ciberamenazas".

El senador nacionalista recalcó que "Europa lo que tiene inestable y en tensión es toda su frontera sur, desde el Mar Negro hasta Gibraltar, pasando por el Oriente Medio, el África subsahariana y el Mediterráneo oriental y occidental".

Por todo ello, pidió al Ministerio de Defensa "racionalidad, sensatez y sentido común" y que "negocie con voluntad de acuerdo". Incluso, sugirió al ministerio como alternativa que "responda a las demandas de algunos territorios de la llamada España vacía", que "reclaman instalaciones militares para su desarrollo económico".